El escalofriante relato del asesinato de Albertina Martínez

Durante la jornada de este miércoles se realizó el control de detención del imputado por el caso de homicidio de la joven fotógrafa a finales de noviembre. Tras más de 50 días prófugo, Jairo González, de 19 años, quedó en prisión preventiva.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Consuelo Rehbein

Era la madrugada del 20 de noviembre. Un sujeto vestido con unos jeans oscuros, un polerón y una chaqueta ingresó al edificio de Santa Elena 1631. Iba a un departamento del piso 12. Habló con el conserje y dio su nombre: Jairo González Miranda. La persona al otro lado del citofono contestó y lo autorizó a subir. Ella era Albertina Martinez. Las grabaciones del ascensor muestran a Jairo arreglando su cabello en el espejo, antes de bajar en el piso correspondiente.

Al salir se dirigió al departamento de Albertina. Las imágenes no permiten observar lo que allí ocurrió, pero hay relatos de vecinos. Una de ellas, de nombre Natalia Rivera, señaló escuchar golpes y gritos. “Se escuchaba como si alguien tirara cosas al suelo, y también los llantos y gritos de una mujer. Me acerqué a la ventana para tratar de observar y vi un departamento con luz en el piso 12”, señaló en su relato a Fiscalía. Las cámaras muestran a González bajando del piso 12. Viste otros pantalones, de tela, que claramente no son de su talla. Se le ve también con unos audífonos blancos y una mochila con marcas rosadas que era de Albertina.

Un cómplice

A unas cuadras, un sujeto caminaba por la calle de forma sospechosa. Locatarios del lugar, llamaron a Carabineros para denunciarlo. El laboratorio de criminalística de Carabineros (Labocar) está cruzando la calle. Se le hizo un control de identidad al sujeto. Su nombre es Daniel Barrales Ortiz. Nada sospechoso hasta ese momento. Pero las cámaras del lugar permitieron hacerle seguimiento a Barrales y González. Tras salir del departamento de Albertina, con los objetos sustraídos, González se va en una moto con Barrales. La ruta, reconstruida con el material audiovisual, los ubica en la comuna de San Joaquín, en la casa de la abuela de González.

A través de procedimientos de escucha telefónica, se suman nuevos antecedentes. La señora Nancy, abuela de González, habla con Carolain Castro, pareja de su nieto. Le pregunta si sabe donde está, ambas comentan que Carabineros han llegado a sus domicilios buscando una mochila. “El otro día andaba con su camisa, sus pantalones y hasta los calzoncillos llenos de sangre”, relata la abuela del imputado. Ella piensa que pudo haber estado metido en alguna pelea. Carolain niega saber algo más.

Albertina no contestaba

En paralelo, la pareja de Albertina, Ricardo Montenegro no logra comunicarse con ella. Pasan las horas y el hombre de 39 años le pide ayuda a su mamá. La señora, de apellido García, concurre al domicilio de Betty, como le decían de cariño. En su relato a Fiscalía la señora detalla que “la quería como a una hija”. Al no tener respuesta, van a Carabineros. Hablan con la administración del edificio y el dueño del departamento para pedir que un cerrajero abra la puerta. Acompañada de una conserje y el cerrajero, la suegra de Albertina logra abrir la puerta. “Si veo me desmayo” dice el cerrajero al terminar su trabajo. La puerta estaba abierta.

En el suelo, en posición fetal y bañado en sangre estaba el cuerpo de la joven de 38 años. Sus piernas estaban amarradas con un cable eléctrico, tenía un mantel de tela alrededor del cuello y en su boca un paño de loza. Su bicicleta en el suelo y el desorden en el lugar hace sospechar de una pelea. “La investigación arrojó que falleció por asfixia y un traumatismo en la cabeza”, señaló el fiscal Arturo Gómez.

No era un desconocido

El abogado defensor explicó por qué González estaba en el lugar. “El conserje lo dejó subir sin problemas y entregó su nombre voluntariamente”, señala el abogado. Supuestamente el imputado habría ido al domicilio a venderle drogas. Dijeron que González le vendía drogas a Martinez desde hace un tiempo, que no era un desconocido, y que habían hecho contacto por la aplicación Grindr. También dijeron que no tenía la intensión de matarla.

La defensa manifestó que González tras discutir con ella le habría dicho que la iba a asaltar, lo que terminó en una pelea donde ella se golpeó en el suelo. El imputado la habría amarrado después de eso para evitar que lo fuera a denunciar a Carabineros, pero al salir del lugar con las cosas, ella habría estado aun con vida. La investigación aún está en curso. Jairo González quedó en prisión preventiva por 150 días. El delito sería robo con homicidio.

albertini Facebook

¿Quién era Albertina Martínez?

“Era una persona alegre, que le gustaba su trabajo. Sé que se llevaba bien con sus colegas y sus jefes”, así la describe su suegra en parte del relato que dio a Fiscalía. Albertina fue asesinda el 20 de noviembre, su cuertpo fue encontrado por su suegra.

Era una joven de 38 años, que se desempeñaba como asistente de cámara en el canal Mega. Su pareja, Ricardo Montenegro, trabaja en el mismo rubro pero de TVN, llevaban casi 10 años juntos. Según la madre de Montenegro ellos se llevaban muy bien, con algunas discusiones leves de pareja, pero nunca nada más allá.

Incluso, señaló que estaban evaluando volver a vivir juntos. En contraste, Jairo Gonzalez a quien se le imputa su homicidio tiene 19 años, y tenía antecedentes por casos de robo durante su adolescencia.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo