Dramático relato de fotógrafo que casi pierde un ojo en la Plaza Italia: “Un carabinero me disparó directo a la cara”

El reportero gráfico Marcelo Hernandez, de Agencia Aton, recibió el viernes un impacto en el ojo derecho con una bomba lacrimógena y anuncia acciones legales contra el Estado con la asesoría del Instituto de Derechos Humanos.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Marcelo González

El experimentado reportero gráfico Marcelo Hernández desarrollaba el viernes por la tarde sus labores de registro de incidentes, para la Agencia Aton, en las cercanías de la Plaza Italia.

Con varios colegas se encontraba fotografiando el carro lanzaguas que resultó quemado en calle Ramón Corvalán, cuando sufrió una agresión con una bomba lacrimógena de parte de un carabinero, que afectó su ojo derecho y que  pudo quitarle la vida en el ejercicio de su trabajo.

“Estábamos cubriendo con varios colegas los incidentes cerca de la Plaza Italia. Hice la foto.de cuando quemaron el 'guanaco' y traté de retirame con rapidez del lugar. Y en ese momento los carabineros salieron desquiciados disparando a quemarropa a todo el mundo. Claro, les habían quemado el carro lanzaguas, pero no hicieron diferencias con los que estábamos ahí. Al que estaba más cerca más le tiraban”, relató a Publimetro este sábado, ya en su casa y reposando el reportero gráfico, quien antes trabajó en los diarios La Nación, El Mercurio y La Tercera, y también fue corresponsal internacional de la Agencia AP, con sede en Uruguay.

Marcelo Hernández

“Insisto. Yo iba saliendo de ahí. De repente miro hacia atrás y veo a un carabiero como a diez metros de mí. Y ése fue el me apuntó y disparó directo a la cara. Gracias a que tenía puestas la máscara y el casco no pasó a mayores. Si no los hubiera tenido puestos, seguro me mata, me quiebra el cráneo en dos partes… Pero yo no fui el único lesionado: también les dieron a dos fotógrafos de la Agencia Uno y a varios más que recibieron disparos. Y eso que no estábamos protestando ni nos ubicamos en el lugar de las manifestaciones. Sólo hacíamos nuestro trabajo, pero las balas y las bombas lacrimógenas venían directo a la prensa. Fue un ataque a mansalva”, sigue el duro relato del profesional de la prensa.

Marcelo Hernández recuerda que “el impacto fue muy fuerte, pero lo bueno es que mi máscara y el casco son antibalísticos, por lo que están hechos para resistir ese tipo de cosas. Si hubieran sido de material corriente, no la estaría contando”.

Tras el impacto lo subieron a un auto y trasladaron al Hospital de la Asociación Chilena de Seguridad en calle Bustamante, pocas cuadras al sur de la Plaza Italia.

“Mi ojo derecho está bien, no lo perdí. Anoche me hicieron un escáner y varios exámenes más, y por suerte no me sucedió algo más grave. Pero tuvieron que reconstruir la parte superior de la ceja, porque estaba todo molido por el impacto. Ahora hay que recuperarse para volver lo antes posible a las 'canchas'. Me dieron quince días de licencia y luego hay que ir viendo cómo evoluciono”, detalla.

Marcelo Hernández confidencia que ya fue contactado por representantes del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), quienes lo asesorará en el reclamo legal que está decidido a realizar. “El lunes tengo una reunión con el INDH. Me contactaron y me van a guíar para querellarme, aunque uno sabe cómo es la justicia en este país. Para voy a seguir adelante con esto, presentando todos los antecedentes. Lo importante es que se haga el trámite rápido contra el Estado para dejar un precedente y sumar mi caso al de las personas lesionadas por la acción de Carabineros”, expresa el profesional.

 

Saquearon una farmacia y agredieron a reportero gráfico en cierre de conflictivo viernes en la Plaza Italia

Con la llegada de la noche siguieron los graves incidentes en los alrededores de la Plaza Baquedano.

 

chi
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo