"Posiblemente su medicina sea una forma de extender más el virus": Irán rechaza ayuda de EEUU para combatir el Covid-19

Irán tiene más de 21.600 casos confirmados del nuevo coronavirus, con 1.685 muertes confirmadas.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por AP

El líder supremo de Irán rechazó el domingo la asistencia estadounidense para combatir el nuevo coronavirus, citando una teoría de la conspiración sin base sobre que el virus podría haber sido fabricado en Estados Unidos.

Irán está sujeta a duras sanciones estadounidenses que impiden al país vender su petróleo y acceder a los mercados financieros internacionales.

En los últimos días, el gobierno civil iraní ha incrementado sus críticas a esas sanciones. Pero Jamenei, de 80 años, optó en su lugar por hacerse eco de la misma teoría de la conspiración sobre el virus utilizada cada vez más por las autoridades chinas sobre el origen de la pandemia.

“No sé cómo de real es esta acusación, pero si existe, ¿quién con dos dedos de frente confiaría en ustedes para traer medicación?”, dijo Jamenei. “Posiblemente su medicina sea una forma de extender más el virus".

Sin ofrecer pruebas, también afirmó que “el virus se ha construido para Irán de forma específica utilizando datos genéticos de iraníes que han obtenido por diversos medios”.

“Podrían enviar terapeutas y médicos, quizá quieran venir aquí y ver en persona el efecto del veneno que han introducido”, dijo.

En ningún lugar del mundo se han presentado pruebas científicas que respalden esas afirmaciones. Sin embargo, un portavoz del gobierno chino tuiteó este mes que “podría ser el Ejército de Estados Unidos el que trajo la epidemia a Wuhan. ¡Sean transparentes! ¡Hagan públicos sus datos! ¡Estados Unidos nos debe una explicación!”.

Tampoco Lijian ofreció pruebas para respaldar sus acusaciones, que hicieron que el Departamento de Estado de Estados Unidos convocara al embajador de China para presentar una queja formal.

Wuhan es la ciudad china donde se detectaron los primeros casos de la enfermedad en diciembre. El gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha ido refiriendo de forma progresiva al microbio como el virus “chino” o “de Wuhan”, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud emplea el término COVID-19 para describir la enfermedad que produce. Incluso un senador estadounidenses de Arkansas ha difundido la teoría de la conspiración sin base de que el virus es un arma biológica de fabricación china.

Los científicos aún no han determinado con exactitud cómo se produjeron las primeras infecciones en personas. Las pruebas apuntan a que se originó en murciélagos, que a su vez infectaron a otro animal, desde el que se extendió a la gente en un mercado de Wuhan. El mercado ahora clausurado ofrecía docenas de especies, como salamandras gigantes, crías de cocodrilo y perros mapache, descritos a menudo como salvajes aunque fueran procedentes de cría.

Un artículo publicado la semana pasada en la revista científica Nature Medicine también señaló que hay “fuertes indicios” de que el virus “no es el resultado de manipulación deliberada”.

“Es improbable que (el virus) surgiera a través de manipulación en laboratorio de un coronavirus emparentado similar al SARS-CoV”, concluyeron los autores del estudio.

El ayatolá hizo sus declaraciones del domingo en un discurso en Teherán emitido en vivo el domingo a todo Irán con motivo del Nowruz, el Año Nuevo Persa. Jamenei había cancelado su discurso habitual en el santuario del imán Reza en Mashhad, debido al brote viral.

Irán tiene más de 21.600 casos confirmados del nuevo coronavirus, con 1.685 muertes confirmadas.

Es uno de los países más afectados por el nuevo virus. Ocho de cada 10 casos en Oriente Medio se encuentran en Irán, y personas que salían de la República Islámica llevaron el virus a otros países.

chi
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo