“Trolls World Tour aplaude la diversidad”: Justin Timberlake

Llega la secuela de Trolls y, como no podía ser de otra manera para una película producida por Justin Timberlake, Trolls World Tour gira entorno al mundo de la música. Las pequeñas criaturas felices con pelo disparatado regresan a la gran pantalla

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por María Estévez, Especial desde Los Angeles

La secuela de Trolls, la exitosa comedia de aventuras animada de DreamWorks, donde en la versión inglesa ponen voz Anna Kendrick y Justin Timberlake, se titula Trolls World Tour. Continuando donde quedó la primera película, todo es brillo y felicidad en Troll Town hasta que sus personajes de Queen Poppy y Branch hacen un descubrimiento sorprendente: hay otros mundos Troll más allá del suyo y cada uno vive definido por un género musical diferente.

Cuando una amenaza misteriosa pone en peligro a todos los Trolls de la tierra, Poppy, Branch y su grupo de amigos deben embarcarse
en una búsqueda épica a través de un terreno desconocido para hacer lo imposible: crear armonía entre los Trolls y unirlos contra cierta fatalidad.

En Los Ángeles, en los estudios Dreamworks, hablamos con Justin Timberlake sobre el personaje al que pone voz y, sobre todo, su papel como productor de la cinta. El filme ofrece un escaparate musical de canciones originales y grabaciones de temas clásicos que están entretejidos en la narrativa de la como elementos clave de la historia. La nueva entrega de la franquicia expande los géneros musicales representando una variedad de canciones donde hay espacio para el pop, el country, el hip-hop, el rock, el funk, el K-pop y el Jazz.

P: La música de la película se siente como una única canción…
– Queríamos que todas las canciones se apreciaran por separado, pero también en conjunto. Que cada género musical tuviera su espacio. La banda sonora de la película tiene coherencia, es fluida y se recibe como una enorme canción. Eso fue lo más complicado. Conseguir que todos los géneros musicales se sintieran como uno solo. Queríamos música alegre, porque nuestros Trolls se están expandiendo y aprendiendo. El mensaje del filme es muy importante porque no importa de donde seas o cual sea tu raza, la música puede unirnos a todos. Me encantó ese mensaje. Hay que olvidar nuestras diferencias y cantar todos juntos.

P: ¿Trolls World Tour apunta a la diversidad?
– Me siento muy orgulloso de esta franquicia, de lo que hemos dicho en ella, del mensaje. El ADN de la tierra de los Trolls no tiene edad porque responde a muchas  de las preguntas que nos hacemos constantemente. La diversidad nos hace únicos y esta película aplaude la diversidad. Hay que sentirse orgulloso de ser diferente porque cada país, cada lugar tiene su identidad. Hay que abrazar esas diferencias.
 
P: ¿Qué tienen estos personajes que nos alegran cuando los vemos?
– Es maravilloso formar parte de algo que manda un mensaje positivo al mundo. Lo vimos en la primera entrega y ahora mucho más en esta historia que habla de incluir a todo el mundo, especialmente a quienes son diferentes. Debemos entender nuestras diferencias. Para los jóvenes, y lo veo en los niños pequeños porque mi hijo tiene 5 años, es un mensaje importante. Una película como esta dice a los niños que es ‘cool’ ser diferente y eso, honestamente, da confianza.

P: ¿Se puede considerar al Rock y al personaje de Bárbara como la villana de la película?
– No quiero revelar mucho, pero lo que hemos hecho, obviamente, y eso se ve al principio de la película, es elegir cada género musical y añadirle un estereotipo. De esa manera cada estilo musical tiene su propio arco dentro de la narración. Lo que aprendes es que Bárbara no es una villana, sino que tiene las mismas intenciones que Poppy. Son dos princesas con mucho en  común, aunque su perspectiva es diferente a la hora de unir a todo el mundo. Bárbara piensa que deben sonar igual y Poppy abraza la diversidad porque la música debe ser celebrada en todas sus formas.

P: ¿Cómo es Dohrn a la hora de dirigir?
–Sensacional. Te permite jugar con el personaje mientras le pones voz. Te escucha lo que tienes que decir y te da libertad. Es un hombre que aprecia a cada persona con la que trabaja. Su personalidad dicta el corazón de esta historia, por eso se siente tan acogedora. Es un tipo adorable.

P: ¿Se ve a sí mismo dentro de su personaje?
–En ciertos aspectos sí, supongo que en algo he inspirado a los guionistas.

P: ¿Tiene pensado hacer más películas de los Trolls?
–Me haría muy feliz. Para mi es un regalo formar parte de esta saga. Estaríamos encantados de hacer Trolls 3 porque estamos hablando de una franquicia que es genial. Creo que el mensaje de esta película es muy oportuno. Necesitamos aceptar que cada lugar del mundo es único y hay que  celebrarlo.

Justin Timberlake Getty

P: Usted empezó con 14 años. Era un adolescente cuando convenció a su madre que le llevará a Los Ángeles a probar suerte en Hollywood. ¿Le gustaría que su hijo siguiera sus pasos?
–Ya veremos. Al menos disfruta con el mundo de los trolls (se ríe). Honestamente, cuando empecé, estaba convencido que iba a conseguir un papel en una serie tipo El Principe de Bel Air y me pasaba las horas en mi casa de Tennessee pensando cómo iba a lograrlo. Un mes después de enviar mis fotos a un agente, recibí una llamada para invitarme a Los Ángeles. Al llegar aquí estuve de casting en casting durante ocho meses. Fue muy duro, pero para triunfar tienes que luchar por lo que quieres. La interpretación y la música son dos mundos que admiro y aprecio. Todos los que hemos conseguido cierto éxito en esta industria, nos hemos preparado para lograrlo. Soy muy consciente de la percepción que provoco y también de las decisiones que tomo para conseguir esa imagen.

P: Usted ha dicho que no le importa lo que la gente pueda pensar de su trabajo porque  no busca el reconocimiento de la crítica sino disfrutar en la vida con lo que hace.
–Soy muy exigente con todo lo que hago, ya sea en el cine o en la música.  Para mi es difícil verme en pantalla o escucharme en el Ipod, al mismo tiempo es gratificante no sentirme completamente satisfecho porque eso me mantiene hambriento.

P: Hoy en día la mayoría de los artistasmtienden a diversificar su carrera. Cine, música,  realización, producción. ¿Cómo puede aguantar tanta presión?
– Cada individuo aguanta la presión como puede. A nadie se le obliga a convertirse en multifacético, cuanto más haces en esta industria más posibilidades tienes de triunfar. A mí me intriga la gente. Mi curiosidad me lleva a involucrarme en otros trabajos. Es importante tener oportunidades pero también saber aprovecharlas.

P: ¿Le gusta correr riesgos?
–Forma parte de mi personalidad. Vengo de una ciudad humilde y mis socios, mi familia, mis amigos, me mantienen con los pies en el suelo. No voy a cambiar. En cualquier caso, a mí me da igual lo que la gente  piense de mí. Yo vivo mi vida y disfruto con lo que hago.

P: Usted debutó junto a Christina Aguilera, Britney Spears y Ryan Gosling en el Club Disney. Ha crecido delante de una cámara ¿Cuándo se vive una vida así, hay que saber poner límites a la fama?
–Trato de no pensar que soy famoso. No leo revistas, no escucho la radio, no soy parte del circo de los medios. Cuando estoy en mi casa escucho música o leo un libro. Cuanto más normal es mi vida, mejor.
 
P: ¿En algún momento se siente inseguro en su trabajo?
R: La inseguridad forma parte de esta profesión. Llevo en esto dos tercios de mi vida y me considero joven. Para mi, el proceso de realizar una canción o una película es el más gratificante porque todos tus sentidos están puestos en una misma cosa. Esa otra parte de ti que sirve de crítica y juicio es una batalla en la que puedes morir, pero lo importante es dejar eso a un lado y no creerse demasiado, ni lo bueno ni lo malo. Lo verdaderamente importante es realizar tu proyecto sin restricciones creativas.

CLAVES

• La película, que se estrena en abril, cuenta con un elenco de estrellas que incluye a Kendrick (Poppy) y Timberlake (Branch), además de James Corden (Biggie), Caroline Hjelt (Chenille), Aino Jawo (Satin), Ron Funches (Cooper) y Kunal Nayyar (Guy Diamond).

• La cinta está dirigida por Walt Dohrn, quien nos dijo que las actualizaciones tecnológicas ayudaron a construir Trolls World Tour.

• “Las imágenes que el nuevo software es capaz de reproducir y que están en esta película son impresionantes. Investigamos un poco y descubrimos que los colores brillantes y fuertes realmente te hacen sentir bien cuando ves una película”, admitió el cineasta.

chi
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo