Reprogramación de deudas en tiempos de coronavirus: ¿convienen las propuestas de los bancos?

Expertos recalcan que las facilidades que entreguen las entidades no significan menos costos, por lo que hay que terminar pagando hasta un poco más al final.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Pablo Contreras Pérez

Cuando el bolsillo de los chilenos se vuelven más estrechos por la emergencia del covid-19, lidiar con gastos como los créditos se complica. Aunque los bancos hicieron sus propuestas para tratar de aliviar ese peso.

Y peses a que surgieron algunas críticas, cada una de las entidades hizo su propia apuesta, las que van desde “patear” cuotas para el final, sin costo ni intereses o en forma de nuevo crédito, hasta reprogramaciones.

Sergio Tricio, gerente general de Ruvix y experto en finanzas personales señala que un banco en particular hizo una buena propuesta en hipotecarios, pero dice que el resto “tienen luces y sombras, pero queda absolutamente claro que si bien relajaron algunas condiciones, el cliente seguirá asumiendo sus compromisos en su totalidad y pagando siempre interés por las reprogramaciones”.

Eso sí, sostiene que si bajaron sus ingresos o simplemente ya no tiene, “estas facilidades se deben aprovechar”.

Pero como la incertidumbre de la crisis es lo que prima, hay un elemento clave. “Hay factores que inciden en la tasa de interés de un banco, siendo uno de ellos el riesgo. A mayor riesgo, mayor tasa y por lo tanto, hoy día estamos en riesgo muy alto y los bancos no van a poder cobrar menos de lo que cobran”, advierte Patricio Gana, contador y director general de Redacon.

Así Tricio subraya que en la mayoría de casos ofrecidos “es como tomar un nuevo crédito”, lo que implica que “el cliente asume ese costo, el banco no hace ninguna concesión”.

Qué es aconsejable hacer

Hipotecarios:

  • ¿Le queda por pagar?: Osvaldo Segovia, académico de la Escuela de Economía y Negocios de la U. Central, dice que se debe evaluar “el costo de oportunidad”, que es  “el sacrificio por tomar una decisión, es decir, que por pagar el hipotecario se deja de pagar otras cosas”. Si lleva solo un tercio de la deuda pagada, “el costo de oportunidad en la práctica es relativamente bajo, por lo que convendría acercarse a un banco”.
  • ¿Le quedan pocas cuotas?: En este caso es mejor finalizar el compromiso. “En ese dado, que la deuda está por extinguirse y si tiene recursos disponibles, es recomendable hacer el esfuerzo por terminar de pagar la obligación”, dice el académico.

Créditos de consumo:

  • ¿Le queda por pagar?: Algunos bancos ofrecen “patear” algunas cuotas hasta el final con o sin costos, pero “no implica que el valor de la cuota se mantenga igual. Lo que el banco hará es desfasar el pago y cobrar los intereses correspondientes”, advierte Segovia y añade que esta “tendrá finalmente un valor más alto que la original”.
  • ¿Le quedan pocas cuotas?: Si ya lleva la mitad o más pagando, “la decisión de tomar las ofertas de los bancos tiene un mayor costo o impacto para las personas”, destaca el académico. Añade que al repactar o renegociar la deuda, “existen más gastos asociados, que pueden terminar haciendo no tan atractiva la oferta inicial”.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo