Luis Herrada, jefe Urgencia Clínica Las Condes: "Es la peor pandemia de la humanidad. No lo leí en internet, yo mismo lo he visto"

Luis Herrada tiene 37 años y hace dos está a cargo de urgencias de la Clínica Las Condes. Cuenta cómo enfrenta la pandemia, tanto con los pacientes como con su equipo y familia.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por María Catalina Batarce L.

El doctor Luis Herrada (37) es el jefe de Urgencia de la Clínica Las Condes hace dos años. Desde ese cargo ha debido enfrentar la pandemia y, con ello,  reestructurar los protocolos de atención.

¿Cómo han afrontado la emergencia del covid-19?

—A finales de diciembre, comienzos de enero, se vía bien lejana la posibilidad del coronavirus. Todos mirábamos un poco de lejos, dijimos esto no va a pasar, y luego acá adentro de la clínica se activó un comité de emergencia frente a posibles pandemias y empezamos a masticar la idea de que podía llegar y empezamos a planificar.

¿Están atendiendo mucha gente por coronavirus?

—Hubo un periodo inicial donde la gente estaba asustada, atemorizada, y  vino en masa. Tuvimos un aumento en las consultas y luego hubo una disminución, que yo diría que es histórica. Y estas últimas dos semanas las hemos aprovechado para capacitarnos, generar protocolos y descansos de los equipos

¿Cómo han trabajado la ansiedad del personal?

—Estamos aplicando  pausas  a las 9 de la mañana:  aquellos que no están en atención, frenan su jornada. Eso nos ayuda a iniciar la mañana con un ánimo distinto, nos reímos, y uno siente la energía que esto da.

Ustedes resultan ser una especie de héroes, la “primera línea” contra el vurs…

—No hay que confundirse: no somos héroes, somos personas con vocación de servicio.

¿Cuán importante ha sido el trabajo en equipo? Dice que han dado descanso al equipo…

—Fundamental. Las jornadas más extensas son las de quienes estamos en la coordinación. Las de los funcionarios clínicos estamos tratando que sean lo menos extensas posibles, 8 horas en lo general, máximo 12 horas continuas.

¿Cuánta gente tienen trabajando in situ?

—Hay un 30% de funcionarios que están en resguardo. Algunos están vía administrativa, haciendo el seguimiento de pacientes y hay otros que están con permiso con goce de sueldo, con la indicación de no salir.

¿Tienen funcionarios contagiados?

—No tenemos contagios internos. Ese un indicador que seguimos y estamos contentos.

Desde un punto de vista más personal, ¿cuánto han cambiado sus rutinas familiares con esta emergencia?

—Estoy casado, tengo cuatro hijos, la más chiquitita tiene poco más de dos meses y el cambio es total. Uno para hacer este trabajo tiene que fortalecer su red personal. Cuando llego a la casa me  tienen que alejar un poco a los niños para que no corran a abrazarme. Me cambio de ropa siempre en el mismo lugar, me baño apenas llego a la casa. La ropa la pongo en una bolsa plástica y tengo una carga especial, semanalmente, para la lavadora. Después lavo la lavadora. Sin duda las rutinas cambian.

¿Qué es lo que más cuesta en ese sentido?

—En el contexto más duro, hay que tener presente que a alguien del equipo se le pueden morir familiares. Y eso genera dudas y ansiedades.

¿Cómo están preparados en  insumos y ventiladores mecánicos?

—No vivimos en un país distinto, estamos en la misma situación que los hospitales. Sí tenemos un sistema de gestión y de cómo utilizar los insumos que es eficiente. En relación a los ventiladores mecánicos no me pronuncio, porque genera mucha angustia en la población. Hay un plan y todas las clínicas estamos tratando de crecer lo más posible en esto, pero decir cuántos hay lo único que genera es histeria colectiva. La gente se angustia y sufre por estas cosas.

¿Cuál es su mensaje a aquellas personas que aún no le toman el peso a esto?

Estamos a tiempo para quedarnos en la casa, si no lo hacemos vamos a ver imágenes como las de Ecuador, España o Italia. Creer que uno va a seguir haciendo su vida normal, dejando que los niños jueguen en la esquina, está profundamente equivocado, habla de una ignorancia extrema. Es la peor pandemia que haya vivido la humanidad y esto no es algo que haya leído en internet: lo he visto. Quédense en su casa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo