Defensoría de la Niñez critica asimilar cuarentena con vacaciones escolares: "No pondera debidamente los derechos a la educación, a la salud mental y al juego"

En un comunicado, además, le entrega seis recomendaciones al ministerio de Educación.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por ATON

La Defensoría de la Niñez pidió al Ministerio de Educación no asimilar el confinamiento obligatorio con las vacaciones escolares y le solicitó que adecue las medidas anunciadas para enfrentar la crisis de covid-19, pensando en el bienestar integral de los estudiantes.

“La medida de asimilar una situación de confinamiento obligatorio con las vacaciones escolares no pondera debidamente los derechos a la educación, a la salud mental y al esparcimiento, juego y recreación de los niños, niñas y adolescentes (NNA)”, expresó un comunicado de la entidad que dirige Patricia Muñoz.

Agregó que, ante los efectos negativos de la crisis sanitaria sobre el derecho a la educación, se debe adoptar la medida que mejor satisfaga todos los derechos, incluyendo su derecho al esparcimiento y a la integridad síquica.

De esta manera, la defensoría se refirió al anuncio realizado por el ministro Raúl Figueroa, sobre adelantar las vacaciones de invierno, para las dos últimas semanas de abril, esperando poder volver el 27 de ese mes a clases presenciales si la situación de la crisis lo permite.

Además, la Defensoría de la Niñez afirmó que “la educación, para ser concebida como derecho humano, se entiende más allá que la transmisión de contenidos”, y es por eso que hizo seis recomendaciones al ministerio:

– Realizar una priorización o adecuación curricular, identificando contenidos y metodologías para que exista factibilidad de que los y las estudiantes puedan alcanzar el aprendizaje durante el nuevo escenario escolar, con el fin de permitir un pasaje lo más fluido posible a la educación presencial formal.

– Adecuar la jornada escolar. Equilibrar las horas que los NNA le dediquen al estudio durante el periodo de distanciamiento social, de tal forma que no se suspenda la continuidad del aprendizaje ni se genere un eventual estrés del confinamiento en los NNA en circunstancias extremas.

– Incorporar nuevos contenidos de aprendizaje, especialmente diseñados para atender las necesidades de los NNA en contexto de crisis. Se recomienda vincular tales contenidos con aprendizajes para la vida y la entrega de habilidades, no todo centrado en la visión academicista.

– De ser necesario, se tomen las medidas administrativas para adaptar el año académico, de tal forma que se respeten las vacaciones de invierno, considerando que se podría retrasar la salida de clases en diciembre.

– Dejar sin efecto el anuncio de entender como “vacaciones” el confinamiento obligatorio y evaluar la posibilidad de decretar un periodo de “reflexión/receso”, por un periodo menor de tiempo, de dos a cuatro días, en la fecha de inicio indicada, estableciendo que la finalidad de este periodo de receso es la adecuada evaluación y planificación de las acciones de las autoridades y comunidades escolares que se tomarán para garantizar todos los derechos de los NNA en su máxima posibilidad.

– Establecer instancias de evaluación constante de las medidas adoptadas en atención a la crisis sanitaria, incorporando las recomendaciones de organismos técnicos, como la Defensoría de la Niñez, y de representantes de todos los estamentos de las comunidades educativas, con prioritaria participación de los propios niños, niñas y adolescentes, con la finalidad de incorporar distintas visiones de una crisis completamente nueva para los Estados que actualmente enfrentan este desafío.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo