Economía

Estado al rescate: grandes empresas multinacionales también son víctimas del covid-19

La detención de la actividad,producto de las medidas para enfrentar la pandemia, perjudica a las compañías y se plantean salvavidas con plata o apoyo fiscal.

Ante crisis tan graves como parece ser la actual, las preocupaciones apuntan a las personas que se quedan sin trabajo y las pymes, muchas de ellas que viven a duras penas en condiciones normales. Pero esas grandes compañías multinacionales, aquellas que facturan millones de dólares, aunque sorprenda, también se ven complicadas y algunas hasta tambalean.

Las primeras que comenzaron a evidenciar las consecuencias son las aerolíneas. Tanto en Chile como el mundo están operando a la mínima capacidad, debido a que las personas no están viajando por la pandemia, estimándose que los viajes se redujeron en 96% alrededor del mundo.

Otras grandes firmas que se resiente son los fabricantes de autos, debido a sus menores ventas, junto con que algunas de ellas se tuvieron que reconvertir para fabricar ventiladores mecánicos. Así, sus ventas se ha reducido entre el 10 y el 12%, solo en EEUU.

Hasta la moda y el lujo pierden terreno en medio de esta crisis, este último rubro especialmente golpeado debido a que los chinos representaron 40% de sus ventas en 2019, donde resaltan marcas como  Louis Vuitton, Christian Dior y Gucci. En febrero, la Cámara Nacional de Moda Italiana preveía que sus exportaciones cayeran 230 millones en el semestre si la crisis se prolonga.

¿Por qué empresas tan grandes que obtienen grandes ganancias todos los años no son capaces de sostenerse ante crisis como éstas? Las medidas de confinamiento y el menor consumo repercuten.

“Las empresas  quiebran cuando dejan de tener ventas y por tanto flujos de dinero para pagar a sus colaboradores, proveedores deudas, operaciones, etc. Esas grandes empresas tienen aviones, gerentes, edificios, etc, pero no tienen flujos de ingresos”, explica Pedro Hidalgo, Director del Departamento de Administración de la FEN de la U. de Chile. Un ejemplo de aquello es la fabricante de vehículos Ford, la que dijo el lunes que le queda plata para operar, al menos hasta septiembre.

La pérdida de valor bursátil de las compañías también es factor, ya que “pierden flujo para invertir”, sostiene Martín Ireta, director de Postgrados de la Escuela de Negocios de la U. Mayor, quien añade que esto se suma a “un daño a la reputación e imagen y la confianza del inversionista”.

Plata pública como salvavidas

Ante un panorama así de complejo, aparecen formas de contener que estas multinacionales queden al borde del abismo, donde los Estados deben tirar el salvavidas ¿por qué? “Si esas empresas dejan de operar se supone una gran pérdida de empleos, de pago a proveedores a bancos a empresas grandes, medianas y pequeñas que le prestan servicios y, por tanto, el riesgo va más allá de la empresa misma”, expresa Hidalgo.

A finales de marzo, el CEO de Latam, Roberto Alvo, planteó que se deben estudiar alternativas de rescate a las empresas con plata fiscal, ya sea con préstamos o derechamente que el Estado entre a la propiedad. Es lo que ya está por concretar EEUU con las principales aerolíneas de ese país, mientras que en otro caso, Alemania le otorgó un crédito por 3.000 millones de euros

En ese sentido Hidalgo subraya que “la solución no es salvar a los accionistas, sino que a la empresa”, planteando que una alternativa es, precisamente que el Estado capitalice o le ponga plata a cambio de acciones “que permitan reducir la propiedad de los actuales dueños, que conlleva que el Estado pueda denominar directores e incluso administradores y que en caso de quiebra”.

En el caso de préstamos, Irieta recalca que tienen que haber reglas claras y “las empresas tienen que entender que no pueden obtener beneficios”. Así, por ejemplo, Adidas dijo que a condición de recibir el apoyo del gobierno germano renunciará a bonificaciones a corto y largo plazo en el año, que equivalen al 65% de la compensación anual de los altos directivos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos