Economía

Ingreso familiar vs. renta básica: las propuestas de Gobierno y oposición para apoyar a quienes se quedan sin ingresos por el covid-19

Con objetivos similares, ambas incluyen montos de dinero distintos. Economista recalca que el énfasis también debe estar puesto en aminorar el gasto de los hogares.

Chile, un país acostumbrado en los últimos años a solucionar varias dificultades con bonos, esta vez da un paso más allá, respondiendo a la magnitud de la crisis que ha desatado el coronavirus.

Así aparecen dos propuestas que tienen un concepto similar: por un lado el Gobierno presentó el lunes su Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), mientras que la oposición propone su Renta Básica de Emergencia (RBE). Iniciativas que, sin embargo, distan tanto en a quiénes se apuntan ayudar y los montos de dinero que se involucran.

Durante la presentación de su alternativa, el ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, señaló que este aporte irá “reduciéndose de manera gradual, a la espera de que estos hogares puedan retomar sus fuentes de ingresos” y que el monto irá “disminuyendo a menor vulnerabilidad”.

Características que son criticadas desde la Oposición. En conversación con Publimetro, el diputado de Revolución Democrática, Giorgio Jackson, plantea que hay dos preocupación que le generan la propuesta del Ejecutivo, que «deja fuera a la clase media, con un beneficio reducido o, derechamente, sin beneficio» y que el monto se ubica por debajo de la línea de pobreza extrema, por lo que «no se cumplirá el objetivo primordial que la gente pueda quedarse en la casa». En ese sentido, apunta que lo que se necesita es reemplazar ingresos y no complementarlos.

El parlamentario además recalca la cobertura a la que apunta su iniciativa, que va a “todos aquellos que reporten ingresos informales” y que estén buscando trabajo de manera activa, por lo que alcanzaría entre 7 y 9 millones de beneficiados. “Ahí uno puede empezar a filtrar”, indica. En contraparte, el Gobierno busca ayudar a 1.780.000 hogares o 4,5 millones de personas, aproximadamente.

Aliviar gastos

“Si solo comparamos ambas propuestas, por monto, convendría la alternativa planteada por la oposición”, expresa Jean Paul Quinteros,académico de la Escuela de Economía y Negocios de la Universidad Central. Así, indica que con la iniciativa oficialista es difícil pensar que “sea suficiente para alcanzar un nivel de recursos que solvente los gastos corrientes de una familia”.

Sin embargo, el economista apunta a otra necesidad que vaya de la mano, independiente de cuál sea la iniciativa que prospere, porque subraya que las necesidades de recursos, sobre todo en los sectores más vulnerables, “tienen que ver con los compromisos de gastos que tienen de forma mensual, tanto en sus necesidades fundamentales como en términos financieros”.

Por ello, plantea que “sería interesante que dichas propuestas no solo involucren inyección de recursos, sino que también apoyo hacia disminución de gastos corrientes de las familias, específicamente en servicios básicos, transporte, arriendo y alimentación”, indica.

Qué incluye cada iniciativa

– Gobierno

  1. Ingreso Familiar de Emergencia
  2. Para trabajadores informales
  3. Pago diferenciado: 40% más vulnerable recibirán  100% del beneficio; en el tercer quintil, es decir entre el 41 y el 60% más vulnerable, recibirán 2/3 del beneficio.
  4. Ejemplo: familia de 4 personas que no tenga ingresos formales e integre un hogar perteneciente al 40% más vulnerable: $260 mil.
  5. Duración: 3 meses, reduciéndose de manera gradual.

– Oposición

  1. Renta Básica de Emergencia
  2. Para trabajadores informales, por cuenta propia y los honorarios, además de mujeres que realizan trabajos no remunerados.
  3. Pago diferenciado, pero sin focalización, con un piso mínimo de $300 mil, subiendo según el tamaño de la familia.
  4. Ejemplo: para una familia de 4 integrantes, monto sería de $500 mil.
  5. Duración: 3 meses, extensible si la crisis sanitaria se prolonga.
Tags

Lo Último


Te recomendamos