logo
Mundo
 /
Mundo 24/04/2020

1º de Mayo más dramático que festivo: así preparan la celebración en confinamiento del Día del Trabajo en el mundo

Desde manifestaciones a través de internet hasta instalación de banderas y pancartas desde los balcones de las casas y departamentos, sin descontar una demostración del “mayor confinamiento social” como homenaje son algunas de las medidas que anuncian países como Argentina, España y Cuba, entre otros.

El impacto devastador de la pandemia de coronavirus le dará este año una tonalidad y un contexto especialmente dramático a la celebración del Primero de Mayo en el mundo, sobre todo porque la economía y el ámbito del trabajo han sido gravemente afectados por la crisis sanitaria. Y en rigor, la recesión y ell desempleo son consecuencias directas del desastre globalizado en el planeta.

Las diferentes organizaciones sindacales del mundo, sin embargo, ya perfilan de qué modo festejarán el Día de los Trabjadores. Esta vez no se anuncian marchas masivas a causa de las limitaciones propias del confinamiento, pero las manifestaciones a través de la web o simplemente desde el interior de las casas y departamentos serán una constante en la jornada del viernes.

“Este año no podremos salir a las calles con nuestras reivindicaciones a causa del Estado de Alarma, pero ello no debe ser impedimento para que nuestras ideas y nuestros anhelos lleguen a la ciudadanía. Este 1º de Mayo es necesario gritar alto y claro el fracaso del capitalismo y de las medidas neoliberales aplicadas por los sucesivos gobiernos, la crisis del COV19 lo ha puesto de manifiesto de manera incontestable”, señala un comunicado difundido por la Central General de Trabajadores de Argentina.

BANDERAS Y PANCARTAS DESDE LOS BALCONES

Por su parte, organismos sindicales españoles del País Vasco plantean en sus comunicados que la pandemia de coronavirus “ha dejado en evidencia el fracaso del capitalismo y la necesidad de respuestas colectivas” y reclamará “grandes cambios para lograr dejar de lado la política de austeridad, reforzar los servicios públicos asi como el valor de los trabajos básicos, y enraizar nuestra economía en el territorio”.

La confederación ELA reconoce que este Primero de Mayo llegará “en pleno confinamiento y no podremos tomar las calles”, pero advierte que el compromiso de la movilización  se  hará “patente con banderas y pancartas desde los balcones y ventanas. Vamos a pintar un colorido 1 de Mayo, pero además es el momento de denunciar y reivindicar como siempre”, aseguran.

En otro contexto, la Central de Trabajadores de Cuba asume a través de una declaracióno que “no tendremos en esta ocasión el desfile mayoritario que hacemos en nuestras plazas y avenidas por todo el país. Decidimos celebrar la fecha desde los hogares, junto a la familia. Además, poder incorporar todas las potencialidades que dispone hoy las redes sociales y las tecnologías de la información”. El organismo promueve además un grupo de actividades que reforzarán las acciones de aislamiento social a la que ha llamado Cuba. “El Primero de Mayo será el día de mayor aislamiento social en el país”, sostienen.

La CUT, en Chile, anunciaría este fin de semana algunas acciones de celebración del emblemático Día del Trabajo.