Nacional

Colegios en las cuerdas por no pago de mensualidades

Fantasma de la quiebra Establecimientos advierten que podrían terminar cerrando sus puertas si apoderados no cumplen con los pagos.

(Sebastian Cisternas/Aton Chile./Sebastian Cisternas/Aton Chile.)

“El colegio se encuentra en problemas. A la fecha estamos con una morosidad en las colegiaturas muy alta, del 26% en marzo y de un 53% en abril”. Lo anterior corresponde a un extracto de la carta que que envió el directorio de la Fundación Educacional y las Religiosas del Sagrado Corazón a los apoderados del establecimiento. La situación es compleja, dicen, pero no constituye un hecho aislado. De hecho, otros colegios, como el Manuel de Salas, debieron aplicar la misma medida y alertar de la situación a la comunidad. La emergencia sanitaria también los está afectando.

PUBLICIDAD

Si bien hasta ahora no se podría hablar de una crisis generalizada de los colegios subvencionados con aporte de apoderados y particulares pagados, como sostiene el Hernán Herrera, presidente nacional de la Corporación Nacional de Colegios Particulares de Chile (Conacep), la situación es delicada. Asegura que hay que esperar el balance de finales de mes para levantar la información de todos los asociados, pero desde ya advierte que los establecimientos no están en condiciones de dejar de percibir los pagos de las colegiaturas. En conversación con Publimetro manifestó que “la decisión de suspender las clases es de carácter sanitarios, por lo que al sostenedor no le quedó más que acatarla. La emergencia así lo estipulaba y el Mineduc instruyó que durante el periodo de la emergencia se implementaran actividades de manera remota, y eso se ha implementado”. Considerando aquello, es que a juicio de Herrera los apoderados no pueden vulnerar las condiciones de los acuerdos contraídos. Sí, asegura, se están tomando medidas para ir en ayuda de quienes no pueden concurrir con el pago, pero eso no sería extensible a todos. Si el no pago se generaliza, advierto, los colegios van terminar  en la quiebra. “La enorme mayoría de los colegios no tiene la capacidad de mantenerse, no tienen las espaldas financieras de los más grandes. Entonces, si los pagos no llegan los colegios van a terminar cerrando y los alumnos se van a quedar sin establecimiento”, manifestó, haciendo un llamado a la conciencia.

Y se evidencia otro problema. ¿Qué pasa con el pago de remuneraciones? Desde Educación 2020, Loreto Jara, coordinadora de Política Educativa, ha analizado la situación, y aseguran que pese a estar en una situación de excepción, “las instituciones educativas, tienen que seguir cubriendo gastos fijos, la mayor parte correspondiente a remuneraciones. Docentes y trabajadores de la educación deben seguir recibiendo su sueldo, y el estudiantado debe continuar con sus procesos de aprendizaje: la recomendación en estos casos es que los colegios tengan flexibilidad para evaluar situaciones específicas, suspendiendo o rebajando las mensualidad para familias que requieran un apoyo mayor; y también la posibilidad de aplicar porcentajes de descuento considerando los gastos variables que no se están efectuando, lo que puede ser un alivio para el bolsillo de muchas familias y un aporte a la cohesión y solidaridad de las instituciones educativas”.

Esa arista no es obviada por Conacep, de hecho, es una de las razones por la cual esperan que los apoderados que no han perdido sus ingresos durante la crisis, puedan continuar cancelando las mensualidades a tiempo y, así, evitar dificultades para los recintos.

2.600 reclamos ha recibido el Sernac en relación con educación.

Orden de no innovar favorece a apoderados

La Corte de Apelaciones de Temuco acogió a trámite un recurso de protección interpuesto por el Centro de Padres y Apoderados del Colegio Inglés George Chaytor Carson y ordenó a la Sociedad Educacional Educar S.A., propietaria del establecimiento, abstenerse de realizar cobros de mensualidades pactadas.

En la acción de los apoderados, si bien reconocen que hay una relación contractual anual con los sostenedores, mencionan que esta se ha visto incumplida por el establecimiento. “A la fecha, los servicios educacionales no se están prestando en la forma en que fueron contratados, es decir, desde la fecha de la suspensión de clases al día de interposición de esta acción, no han tenido clases”, sostiene el recurso de protección ingresado el 15 de abril.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último