Quarantini: Por qué no es tan bueno (ni normal) beber alcohol en cuarentena

El consumo dentro de los hogares se ha disparado, pero esto es el peligro de normalizarlo.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Luz Lancheros

Que haya escasez de algunos productos de primera necesidad en tiempos de pandemia es una situación que hasta cierto punto, es predecible. Pero que una tienda en Pensilvania, Estados Unidos, llamada Fine Wine and Good Spirits, que comercializa licor, se haya bloqueado en línea por la alta demanda de productos, deja ver que su consumo también se ha vuelto una peligrosa necesidad para muchas personas. Quarantini: Por qué no es tan bueno (ni normal) beber alcohol en cuarentena

De hecho, en Estados Unidos, según la firma Nielsen, se incrementó el consumo de alcohol en un 55% al finalizar el 21 de marzo, según afirmaciones de John Bodnovich, director ejecutivo de American Beverage Licensees, que representa a 13 mil bares, restaurantes y tiendas en ese país. Y tampoco es diferente en muchos lugares del mundo, donde el consumo está normalizado y justificado: Quarantini, es el término que se usa para el hecho de beber en confinamiento y se usa de forma jocosa. Incluso hay varios memes al respecto. Pero, ¿por qué ahora bebemos más?

Quarantini: Por qué no es tan bueno (ni normal) beber alcohol en cuarentena

“La situación de cuarentena ha generado en muchas personas más ansiedad de lo normal. Cuando la gente sale de su casa o trabajo tiene la posibilidad de socializar, pero ahora la adaptación es muy complicada. Hay personas que tienen recursos psicológicos y pueden adaptarse a estos cambios a través del afrontamiento, de llevar de manera adecuada su tiempo libre, como organizar actividades, relajación, ejercicios físicos, etc. Sin embargo, muchas otras han optado por ingerir sustancias como el alcohol, que tiene un efecto bifásico, en el que la primera fase nos llena de euforia, pero en la segunda, actúa como sedante impidiendo sentir todas las consecuencias físicas de la ansiedad. Entonces consumen no tanto porque les guste en sí mismo (aunque puede llegar a gustarles) sino para quitarse esa sensación tan desagradable. Pero esto lleva a consecuencias negativas a mediano y largo plazo”, le explica a Metro Pablo Monsalve, mágister en psicología clínica y docente de la Universidad Areandina.

Por otro lado, también hay incremento en cuarentena, en muchos países, de episodios de violencia intrafamiliar y riñas. El experto explica que al no ser tratada la carga emocional con anterioridad, el alcohol, al desinhibir, solo hace que la persona pierda el control. Y por eso no cree que haya una forma “moderada” de consumirlo. “De acuerdo con la OMS, lo que realmente existe es un consumo no problemático, no hablaríamos de términos moderados o no. Es complicado el lenguaje, porque la “moderación” se traduce en un eterno ‘yo sé hasta dónde llego’ y una persona que tenga problemas de alcohol siempre dice esto”, explica Monsalve. Ahora bien, la guía que la CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU, por sus siglas en inglés) define el consumo moderado como hasta dos bebidas por día y no es un promedio definido para varios días. El experto afirma, en concordancia, que son dosis muy pequeñas y ocasionales, que no embriagan y no generan un consumo dependiente y abusivo de alcohol.

Por otro lado, la OMS afirma que en cuanto a salud física, el alcohol sí genera un impacto en el sistema inmune y también aumenta los cuadros de estrés, ansiedad y depresión. Pero se suele ver su consumo problemático como una circunstancia que afecta a personas con problemas previos, sabiendo que poco a poco se puede abusar de él. Y es el problema de su normalización: “El alcohol es normalizado porque es legal, no significa que sea positivo ni benéfico. La sociedad tiene que ver con pautas publicitarias desde el consumo y que se ven desde la época de los años 20, la Prohibición. Luego de que pasó esto, lo que comenzaron a hacer fue incrementar sus ventas metiéndolo como un elemento más de la canasta familiar. pero honestamente no es normal: en cuarentena es más prioritario comprar huevos que alcohol. Ahora bien, en Europa consumen poco diariamente, pero en lugares como Latinoamérica consumen todo lo de la semana de jueves a domingo. Si va a tomar, que no es recomendable, es cuestión de saber hacerlo”, afirma.

Al respecto, la OMS también recomienda que en vez de comprar alcohol se incluyan “comidas más nutritivas y beneficiosas” y buscar canales informativos para lidiar con la ansiedad. Ese, sería el estado ideal, pero muchas personas no tienen información o medios suficientes para estar en medio de esta situación inusual, por lo que es recomendable buscar apoyo entre familia, amigos y sobre todo, con personas que puedan brindar ayuda inmediata o información práctica para poder ir más allá de las copas como paliativos en cuarentena.

Las penas saben nadar, a fin de cuentas.

######

CLAVES

Tips de Pablo Monsalve (@Psicopablo1) para evitar el alcohol en cuarentena.

 

  • El alcohol no puede ser un paliativo para la ansiedad. Por eso recomienda a las personas no sobreinformarse, ya que entre más ansiedad, hay más temor y pánico.

 

  • Hay que tener, sí o sí, un horario para hacer actividades. Una rutina. Y al acabar la jornada esto se puede complementar con ejercicio físico, de relajación y hobbies. 

 

  • Conectarse y compartir con familia y amigos.

 

  • Confrontar pensamientos negativos, estos no corresponden a la realidad.

 

  • Respetar obligatoriamente horarios de sueño y comida. 

 

Y si todo esto no funciona, buscar ayuda profesional. 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo