Arturo Zúñiga, subse de Redes: "No sacamos nada con comprar miles de ventiladores si el comportamiento y la solidaridad no llegan"

El subsecretario de Redes defiende la estrategia de Salud, pero pide mayor compromiso ciudadano. Se aumentarán camas y ventiladores.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por María Catalina Batarce L.

Aunque para muchos aún sea un rostro "nuevo", Arturo Zúñiga, subsecretario de Redes Asistenciales y uno de los hombres de confianza del ministro Jaime Mañalich, es quien tiene en sus manos importantes determinaciones. Es quien lidera el manejo de las instalaciones e insumos de salud -como los ventiladores mecánicos- lo que por estos días, ante la crisis del covid-19, es fundamental.

En entrevista con Publimetro, el ingeniero comercial de profesional y quien se desempeñó como jefe de gabinete del Mañalich durante el primer mandato de Sebastián Piñera, evalúa las acciones y defiende el rol de la cartera.

-La jornada de ayer se decretaron las medidas más estrictas en razón de la pandemia ¿Por qué en este momento y cuán importante es que la gente se apegue a las disposiciones?

Los últimos días hemos tenido un aumento importante de los casos, sobre todo en tres regiones del país: Antofagasta, Tarapacá y Metropolitana. Es por eso que se han tomado las medidas que hoy conocemos. Esto, con el mismo objetivo de lo alcanzado en Punta Arenas, Temuco, Chillán y Osorno, donde al haber un aumento de los casos, la autoridad sanitaria tomó la decisión de establecer cuarentenas, y al cabo de dos tres semanas uno vio una disminución de los contagios. Eso es lo que esperamos que ocurra en la Región  Metropolitana, porque si bien habían 20 comunas en cuarentena, estábamos teniendo un aumento en otras. Por eso se decidió incorporar a la totalidad del Gran Santiago.

-El nivel de ocupación de la red asistencial en la RM es del 87% ¿Qué tan complejo es que nos aproximemos apresuradamente al 100%?

Eso claramente se toma en consideración. Cada vez que establecemos medidas de aislamiento tomamos en consideración la ocupación de la red y a nivel nacional tenemos una ocupación del 77%. Para poder mantener ese nivel de ocupación y que no siga subiendo, trasladamos ventiladores desde otras regiones. Por ejemplo, desde Coquimbo, Biobío, La Araucanía, hacia Santiago, y también hacia Iquique y Antofagasta. Eso lo realizamos en el caso de Punta Arenas y en La Araucanía y se logró ampliar la capacidad. En el caso de Punta Arenas se pasó de 8 camas UCI a 24.

En el Sótero del Río, en la comuna de Punte Alto, en tiempos normales hay 24 camas UCI y ahora tiene 65, y entregamos 10 ventiladores adicionales para poder seguir atendiendo a todo paciente que lo requiera, según sus necesidades. Eso se repite en otros hospitales. Los últimos tres días hemos aumentado en más de 100 camas y vamos a seguir recibiendo nuevas compras.

-El 4 de marzo el ministro Mañalich dijo que Chile podía "soportar" 430 mil casos de coronavirus, hoy tenemos 34.381 y hay una alta ocupación ¿Cuántos casos puede soportar la red?

La situación en Chile se ha dado por "olas". Y esto ha sido en distintas regiones, no ha sido una sola ola que haya golpeado a todo el país. Ahora estamos con aumentos de casos en la RM, Iquique y Antofagasta, y por eso estamos concentrando las fuerzas en estas regiones, teniendo la posibilidad de trasladar pacientes. Es muy difícil estimar cuál es la capacidad, porque eso va a depender de cuanto tiempo dure.

Esta es una pandemia que aún no sabemos cuándo pueda detenerse, obviamente que cuando exista una vacuna o adoptemos la inmunidad. Tenemos que concentrarnos en cuántos casos están siendo hospitalizados, que provienen de los contagios de hace una semana, con el objetivo de poder dotar un mayor número de camas. Las datos que hoy tenemos obviamente nos van a presionar un poco en la necesidad de camas y para eso van a ser muy bienvenidos los ventiladores que van a llegar.

-¿Va a estar la capacidad de dar respuesta a los casos que están proliferando?

Tenemos la capacidad para seguir creciendo. Vamos a recibir 179 ventiladores en los próximos días y los hospitales están convirtiendo más camas. Por lo tanto, el trabajo desde los hospitales y los trabajadores de la Salud está ocurriendo para poder dar abasto a la cantidad de contagios y hospitalizaciones.

Sin duda que desde el Minsal apelamos a que también haya un comportamiento de la ciudadanía, por eso se han decretado las cuarentenas, que tienen el objetivo de reducir la velocidad de contagio. Aquí el llamado no es sólo a que los adultos mayores respeten las normas, porque son los que mayoritariamente requieren las camas críticas, sino que toda la ciudadanía tiene que ponerse la mano en el corazón y ser solidario.

-¿Cómo están fortaleciendo la dotación de personal capacitado para operar los insumos más complejos?

Eso es lo más importante, porque podemos disponer de máquinas, pero lo fundamental es el personal que hay detrás  de cada uno de esos elementos. En conjunto con la Sociedad de Medicina Intensiva hemos capacitado a más de 30 mil personas y no sólo a médicos intensivistas, sino que también a kinesiólogos, enfermeras, técnicos, y a todo el personal necesario para atender a los pacientes. Teníamos información que venía desde Europa y China acerca del tratamiento, pero cuando tuvimos las experiencias chilenas quisimos compartir eso.

También hemos iniciado un proceso de contratación, son 12 mil las personas que se estimaron inicialmente para poder ampliar la capacidad y a la fecha hemos contratado a 8 mil de ellas.

-¿Cómo ha operado lo referente al traslado de pacientes?

Si bien eso algo que se intensifica en tiempos de pandemia, es algo que realizamos normalmente. Realizamos 8 mil traslados al año, entre 20 a 23 diarios. En esta situación, durante los últimos días a nivel nacional hemos realizado un promedio de 55 traslados diarios. Eso es un aumento muy importante. En caso de ser necesario vamos a trasladar a pacientes y así lo hicimos el día martes con pacientes de unidades de cuidados intermedios a la Región de O'Higgins, para poder tener una mejor utilización de las camas acá en la RM.

-¿Cuán importante ha sido la habilitación de los recintos de emergencia o modulares?

Es fundamental. Cuando uno hace una reconversión, cuando se transforman camas básicas a camas intensivas, uno lo que hace es disminuir la disponibilidad de otras camas. Eso se tiene que compensar, porque el proceso normal de un paciente es pasar por una intensiva, y a la medida que se le aplica el tratamiento, van necesitando insumos de menor complejidad. Esas camas están siendo sustituidas de muy buena forma con estas estrategias como es el Centro Hospitalario de Huachuraba, como es el hospital modular que estamos adicionando al Hospital Sótero del Río y como han sido los cinco hospitales que hemos puesto en marcha de manera adelantada. Todo esto formaba parte de un plan, no podíamos quedarnos sólo en ventiladores.

-Desde el Ministerio han insistido en que se han preparado para la pandemia, pero las críticas y las dudas respecto de la operatividad de este abundan ¿Qué sensación le dejan esos cuestionamientos?

Estamos en una sociedad democrática de libre expresión. Todas las personas son libres de opinar. Nosotros estamos muy concientes de que hemos hecho un trabajo muy claro y anticipado. Y no es sólo una tarea del Gobierno, sino un trabajo que han hecho más de 360 mil trabajadores de salud, no se trata sólo de lo que yo como subsecretario pueda dictar.

Detrás de estas estrategias hay personas que llevan años trabajando en hospitales y consultorios, y en estas situaciones, es donde sacan lo mejor de sí. Por eso hemos logrado esto, hasta el momento, de muy buena forma. No es algo fácil ni sencillo, es un trabajo que requiere mucha precisión.

-¿Cree que las críticas son injustas o que falta información?

Las fuentes de información se han ido ampliando y me refiero a lo que uno ve en redes sociales. El llamado es a informarse por medios formales, donde hay un trabajo profesional de por medio y a través de los cuales uno puede comunicar de mejor forma.

-La implementación del plan de retorno seguro coincidió con el aumento de los casos ¿La gente se relajó o hay una autocrítica del Gobierno?

No hay evidencia de que haya una causalidad de este llamado y el relajamiento. Sería difícil determinarlo. Uno ve que han habido brotes en ciudades y en Santiago no los habíamos tenido y ese aumento se está viendo ahora, pero para eso nos hemos preparado. En algún minuto sabíamos que íbamos a necesitar de un mayor número de camas y por ese motivo suspendimos cirugías y estrategias, y pudimos habilitar camas. Si bien nosotros tenemos las herramientas para poder aumentar la capacidad, necesitamos de la ciudadanía y que piensen no sólo en ellos mismos.

-¿Mantienen que cada chileno que requiera una cama o un ventilador lo va a tener, como dijo el Presidente? 

Obviamente tenemos la capacidad de seguir ampliándonos, pero tenemos que estar unidos. Cuando los trabajadores de la salud hacemos un trabajo grandísimo, también necesitamos del apoyo de la ciudadanía. Las medidas son para cumplirlas. Nosotros no sacamos nada con comprar miles de ventiladores si el comportamiento y la solidaridad no llegan a la RM.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo