¿Estaremos trabajando desde casa para siempre?

Twitter ya ha anunciado que algunos de sus empleados podrán trabajar desde casa cuando la pandemia termine. Metro investiga cómo COVID-19 podría cambiar nuestros trabajos

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Daniel Casillas

La nueva pandemia de coronavirus ha hecho del trabajo a distancia una nueva realidad para muchas personas en todo el mundo. Según una encuesta de YouGov, sólo en los EE.UU. el 19% de la gente trabaja actualmente desde casa debido a la emergencia sanitaria. La generación millennial es la que más trabaja a distancia con el 27%, seguida de la Generación X con el 25%.

Los gigantes de la tecnología, incluyendo a Apple, Google, Facebook y Twitter, estuvieron entre las primeras compañías que permitieron a sus empleados trabajar desde casa. Algunos de ellos ya están dispuestos a extender el trabajo a distancia por varios meses más. Twitter fue aún más lejos y anunció que algunos de sus empleados podrán trabajar desde casa permanentemente.

"Si nuestros empleados tienen un papel y una situación que les permite trabajar desde casa y quieren seguir haciéndolo para siempre, haremos que eso suceda", escribió Jennifer Christie, vicepresidenta de personas de Twitter, en un blog oficial de la empresa sobre la decisión.

Los expertos coinciden en que la tecnología ha sido una gran herramienta para mantener la productividad de ciertas empresas durante el cierre e incluso para 'recrear' el entorno de la oficina.

"La moderna tecnología de Internet de alta velocidad y Wi-Fi, y las sencillas soluciones de videoconferencia como Zoom proporcionan un enorme valor para que los empleados recreen los entornos de la oficina", explicó a Metro Jaime Klein, directora general de Inspire Human Resources.

La mayoría (56%) de los estadounidenses que trabajan en casa consultados por YouGov declararon que les gusta o les gusta mucho la oficina en casa. Entre los beneficios de los que disfrutan  quienes ahora trabajan desde casa, más de dos tercios (68%) mencionan el no tener que desplazarse diariamente, mientras que el mismo número de personas se benefician de vestirse de manera más informal y el 61% menciona la capacidad de distanciarse socialmente como un beneficio.

Sin embargo, los especialistas señalan que trabajar desde casa durante mucho tiempo de forma continua puede no ser óptimo:

"Las investigaciones sugieren que a la gente le gusta trabajar en casa 1-2 días a la semana, ganando tiempo ininterrumpido sin tener que desplazarse. Estas 1-2 'dosis' de trabajo en casa es óptima (una serie de estudios de RAND y otros apoyan esta conclusión). Más allá de esos días, la mayoría experimenta la privación de la interacción social", explicó a Metro Denise M. Rousseau, profesora de comportamiento organizativo y política pública de la Universidad H.J.Heinz.

Home office

De hecho, el home office conlleva otras desventajas, que podrían dificultar esta actividad después de la pandemia.

"Es difícil coordinar con otras personas, es difícil para los supervisores hacer un seguimiento de lo que la gente está haciendo, no hay una clara interrupción del trabajo. Suena genial decir 'trabajo desde casa', pero no tanto decir 'tu vida en la oficina"", dijo Peter Cappelli, George W. Taylor, profesor de director de administración del Centro de Recursos Humanos.

La verdad es que hay un equilibrio entre los beneficios y las desventajas del teletrabajo. Y debemos recordar que el aumento de esta actividad fue causado por una emergencia de salud mundial.

"Muchas empresas no permitían el trabajo desde casa antes de la pandemia.  Sin embargo, la nueva realidad de una posible pandemia de varios años de duración ha llevado a replantearse la necesidad de contar con un número masivo de trabajadores en un solo espacio", añadió Jaime Klein.

A pesar de que Twitter ha planteado la posibilidad de que algunos empleados trabajen desde casa de forma permanente, los expertos advierten que esta situación no puede darse en todos los puestos de trabajo y que, en la mayoría de los casos, no es deseable que una persona trabaje desde casa para siempre.

"Hay 160 millones de personas en la fuerza laboral de los EE.UU., así que estoy seguro de que más trabajarán desde casa, pero no creo que muchos trabajos se cambien a nunca entrar en la oficina. Sabemos que es difícil manejar a las personas de manera completamente virtual, es difícil mantenerse al tanto de lo que sucede si nunca se entra, es difícil desarrollar relaciones, que es una de las principales cosas que obtenemos del trabajo", concluyó Cappelli.

5
formas en que COVID-19 podría cambiar nuestras oficinas, de acuerdo con el El Foro Económico Mundial

Estaciones de trabajo de oficina
La compañía inmobiliaria global Cushman & Wakefield creó un nuevo diseño llamado ‘Six Feet Office’. Es una forma de transformar las oficinas existentes en lugares donde la distancia de seis pies (1,8 metros) gobierna.

Plano cerrado
La moda de la oficina durante décadas ha incluido el trabajo en espacios abiertos. Pero el COVID-19 podría revertir esta megatendencia, llevando a un futuro de plano cerrado.

Las tecnologías sin contacto
Es posible que las empresas también tengan que invertir en nuevas tecnologías sin contacto para reducir la transmisión de enfermedades.

Aire fresco
Siendo la buena ventilación la clave para prevenir la propagación de COVID-19, una gran tendencia podría ser simplemente abrir una ventana.

Vacío
Las nuevas oficinas pueden parecer más vacías porque algunos de los miembros del personal pueden ahora trabajar desde casa algunos días de la semana o incluso permanentemente.

 

 

ENTREVISTA

Denise M. Rousseau

Denise M. Rousseau,
profesora de comportamiento organizacional y política pública en la Universidad H.J.Heinz II

P: ¿Qué utilidad tiene el home office durante la pandemia?
– Considere que es probable que una oficina en casa esté relacionada con el tipo de ingreso y ocupación (trabajador del conocimiento, gerente). Por lo tanto, hace posible la continuidad del trabajo para las personas con tales ocupaciones. Para aquellos que han creado ‘nuevas’ oficinas en casa (para mantenerse al día con su trabajo) en casa debido al cierre, puede ser un ahorro de trabajo, de lo contrario se les daría un permiso de ausencia. Pero hay limitaciones reales para los trabajadores sin conocimientos, que tratan de mantenerse al día con el trabajo desde casa. Pienso en las secretarias y el personal administrativo que necesitan ser colocados para hacer su trabajo de forma prepandémica. Primero, no todo el mundo tiene internet en casa, tiene un ordenador portátil o una computadora en casa, y tiene la habilidad de permitir el trabajo a distancia. Los empleadores pueden orientar a este personal en la creación de oficinas en casa en condiciones menos que óptimas: muchos de nuestros secretarios de Carnegie Mellon tuvieron que aprender a crear hotspots con sus iphones y a pedir prestado un ordenador portátil a la universidad para trabajar en casa. Hasta ahora, sus trabajos se han salvado. A medida que la carga de trabajo generada por nuestras actividades pre-pandémicas se desvanece (viajes, catering, procesamiento de facturas, etc.) estos trabajos pueden ser interrumpidos.

P: ¿Cuales son los beneficios del trabajo a distancia?
– Claramente el beneficio de la oficina en casa es mantener las actividades laborales sin necesidad de ir al lugar de trabajo físico. También es posible la conectividad social y la mensajería entre la organización y el personal, asumiendo que la oficina en casa implica a) internet y b) computadoras

P: ¿Qué hay de las desventajas?


– Sí, estamos viendo que la ganancia inicial de productividad por trabajar en casa se está aplanando a medida que la cuarentena continúa indefinidamente. La gente echa de menos la interacción social, siente el conflicto entre trabajo y familia y se pierde la estimulación e información de la conversación en los pasillos.

P: ¿Demostró la pandemia los beneficios del trabajo en casa?
– Sí, en primer lugar proporciona una prueba de concepto de que se puede confiar en que la gente trabaje en casa de forma responsable. En segundo lugar, estamos aprendiendo cuánto es óptimo trabajar en casa (1-2 días/semana) y cómo apoyar a la gente para que sea productiva y feliz al hacerlo. En tercer lugar, estamos viendo qué consecuencias surgen cuando vivimos más a la ligera en la Tierra (mejor aire, menos tráfico, menos consumo de combustibles fósiles) – una lección sobre cómo podríamos vivir mejor en el futuro ¡Soy optimista!

P: Recientemente Twitter anunció que algunos de sus empleados trabajarán desde casa permanentemente, mientras que Apple y Google pueden expandir el teletrabajo hasta el 2021. ¿Podría el trabajo a distancia convertirse en una nueva realidad para algunas empresas para siempre?
– Para siempre sí, pero el tema es la dosis… ¿Cuántos días a la semana en casa vs. cuántos en la oficina?  Este debería ser el tema clave que las empresas aborden en el futuro. Reducir la ocupación total del lugar de trabajo físico de un día determinado, pero optimizar la co-ubicación de una parte de la fuerza de trabajo cada día.

P: ¿Qué le depara el futuro al teletrabajo?
– ¡Está aquí y seguirá estando! Pero también necesitamos el lugar de trabajo físico, quizás menos de lo que hemos pensado en el pasado.

Loading...
Revisa el siguiente artículo