Calefacción y los riesgos en modo de teletrabajo: ¿Me cubre el seguro si sufro una quemadura en casa?

La masificación del teletrabajo trae consigo también algunos riesgos. Por este motivo, desde la Asociación Chilena de Seguridad (Achs) nos entregaron algunos consejos.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Consuelo Rehbein

 

La masificación del teletrabajo debido a la pandemia por coronavirus también trae sus riesgos. Convengamos que no todos los hogares cuentan con los espacios ideales para establecer una zona de trabajo. Con la llegada del invierno, es probable que además se tengan que sumar fuentes de calefacción.

En invierno, el uso de calefactores aumenta en los hogares. Y, junto con ello, los riesgos de sufrir accidentes. ¿Cómo cuales? Quemaduras por contacto, intoxicación química por inhalación de gases (monóxido de carbono) e incendios.

¿Nos protege la ley?

En este contexto, es importante tener presente la cobertura del Seguro Social de la Ley N°16.744 frente a infortunios ocurridos debido al uso de calefactores. Al respecto, es del caso consignar que, en términos generales, los infortunios ocurridos en el hogar constituyen accidentes de carácter común. S alvo que, estrictamente, el hecho haya ocurrido en el marco de la actividad del teletrabajo.

Vale decir, que el trabajador se haya expuesto al riesgo con ocasión del cumplimiento de sus labores. Por ejemplo, si el trabajador, al ponerse de pie en su puesto de trabajo, tropieza con el cable de una estufa eléctrica y cae, resultando con una lesión, este hecho constituiría un accidente del trabajo. Los accidentes domésticos no están cubiertos por el mencionado seguro social.

Teletrabajo: la opción para "funcionar" en tiempos de coronavirus

Mientras el proyecto de ley que lo regula permanece en el Congreso, la opción es tomada cada vez por más empresas.

Para evitar estos accidentes, es importante seguir algunos consejos. Desde la Asociación Chilena de Seguridad (Achs) nos explican algunos casos:

General (uso doméstico)

  1. No utilice sistemas de calefacción en recintos cerrados, con fuentes combustibles abiertas como carbón, maderas u otros elementos solidos (papeles, cartones, plásticos, etc.) que generen monóxido u otros gases tóxicos.
  2. No acerque las fuentes de calefacción a cortinas, ropa, muebles u otros elementos que por temperatura puedan inflamarse y eventualmente ocasionar un incendio.
  3. Evite que los niños jueguen cerca de las estufas o sistema de calefacción.

Gas Licuado

  1. Principales riesgos: inflamación por rotura de manguera, mala postura del regulador al cilindro del gas o voltear el cilindro para sacar su contenido.
  1. Utilizar flexibles y reguladores certificados por la SEC; no voltear el cilindro de gas, ya que esto daña el regulador y genera que la presión del cilindro pase directamente al quemador, provocando el apagón de la llama y posterior fuga de gas.

Parafina

  1. Principales riesgos: intoxicación por combustión incompleta, lo que hace que emanen gases tóxicos. Las estufas deben tener una mantención anual pre periodo de invierno.
  2. En las estufas de parafina se recomienda cambiar la mecha de quemar. Si utiliza dispositivos eléctricos, estos deben ser revisados por personal técnico, asegurando mantención anual.
  3. Mantener una buena ventilación de la habitación, considerando que la renovación continua de aire.
  4. Encienda estufas a parafina en lugares ventilados.

Pellets

  1. Principales riesgos: son las que producen más quemaduras por contacto e incendios
  1. Estas estufas deben ser mantenidas anualmente, tanto en su cámara de combustión como en el ducto de salida. Además, deben contar en su perímetro con protecciones para niños o mascotas, evitando contactos accidentales. Estas estufas se incendian por el tiro (ducto de salida) y su combustión es muy rápida.

Eléctricas

  1. Riesgos: el principal riesgo está dado por corto circuitos y descuidos con el entorno donde esta se instala. Además, no se deben sobrecargar enchufes o extensiones de corriente que energizan la estufa.
  2. Este sistema de calefacción es limpia, es decir, no emiten gases, dado que no existe combustión.

Calefacción Central a Gas – Caldera a Petróleo

  1. Principales riesgos: Su suministro de energía y la ubicación de esta (gas o petróleo) es una condición a evaluar. Por ello, se deben mantener las áreas de almacenamiento libre de materiales combustibles.
  1. Este tipo de calefacción debe contar con una certificación de instalación por parte de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), por lo que su diseño, instalación y/o mantención debe hacerse por personal acreditado en la SEC.

Otros

  1. Evitar el uso de braseros en espacios cerrados, dada la alta cantidad de monóxido de carbono que liberan. Su uso en espacios cerrados puede provocar la muerte de personas.
Loading...
Revisa el siguiente artículo