Siempre es útil saber: cómo ahorrar en calefacción haciendo algunos cambios en la estructura de tu casa

Revisar tus ventanas y optimizar el cierre hermético de tus puertas puede ayudarte a ahorrar durante este invierno.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Consuelo Rehbein

La pandemia del coronavirus nos ha mantenido la mayor parte del tiempo en nuestras casas. Esto nos ha obligado a replantearnos los espacios. Buscamos estar más cómodos, a la espera de la tan esperada cura. Y de hecho, ya empezamos a sentir el cambio de clima. Comienzan los meses con más bajas temperaturas. El invierno ya está aquí. ¿Cómo preparamos nuestro hogar?

Una de las tareas donde más fallamos es no identificando a tiempo las fugas de la calefacción de nuestro hogar. Esto puede elevar bastante las cuentas de la luz y gas. Un hogar correctamente hermético, se ve menos afectado por las bajas temperaturas. Es por esto que es necesario tomar en cuenta algunos puntos clave.

Consejos para tomar en cuenta

Es importante que sepamos que uno de los principales lugares de fuga de calor dentro del hogar son las ventanas. Solo basta con acercarse a una de ellas en un ambiente calefaccionado para darse cuenta de que la temperatura desciende rápidamente unos 2 o 3 grados. Esto, en el caso que esté fabricada con vidrio común (el cristal más sencillo). ¿Sirven los termopaneles para evitar ese efecto?

"Con un termopanel puedes reducir a menos de la mitad la fuga energética frente a un vidrio simple. Esto quiere decir que en invierno se conserva la energía que se perdería a través de un vidriado común. Por lo tanto, se genera un significativo ahorro en calefacción", asegura Gonzalo Acevedo, especialista de Vidrios Lirquen.

"De hecho, el funcionamiento del termopanel es la unión de dos cristales separados por una cámara de aire seco y quieto, herméticamente cerrado al paso de la humedad y al vapor de agua, transformándolo en un poderoso aislante térmico", añade.

Varios tipos de cierre hermético y tips para las puertas

Existen diversos tipos y combinaciones de termopaneles. Pero cuando hablamos de eficiencia energética sobresale el de tipo “Low-E”, el cual se compone de un cristal incoloro tradicional y un cristal low-e, que posee una capa de baja emisividad en una de sus caras. Esto funciona reflejando el calor de vuelta a tu casa, reduciendo así las fugas y produciendo un ahorro de hasta un 40% en calefacción.

Las habitaciones que no utilizamos son clave para evitar mantener las puertas cerradas evitará que el aire frío se mueva hacia el resto de la casa y mantendrá el calor concentrado en un área más pequeña. El uso se "cubre puertas" también ayuda. En la parte baja de éstas (principalmente las que den a la calle, patio o balcones) muchas personas ponen una suerte de cojín alargado o cintas de plástico. La idea es que se permita abrir la puerta fácilmente, pero se evite el paso del aire.

Si tienes presupuesto, la instalación de puertas en pasillo también es una opción. Permite, por ejemplo, separar los dormitorios del living-comedor (área que suele tener ventanales más grandes). Si instalas una estufa o calentador electico en el pasillo, mantendrás calefaccionados todos los dormitorios, y ese calor "no se perderá" ante el gran tamaño de una sala principal.

Loading...
Revisa el siguiente artículo