Guatemala: cuatro detenidos por linchamiento de guía espiritual al que quemaron vivo

El hecho ocurrió el sábado pasado en la comunidad de Chimay en San Luis Petén, al norte de la capital guatemalteca. Lo acusaron de brujería por una persona que había fallecido una semana antes.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por AP

La Policía Nacional Civil de Guatemala informó este martes la detención de cuatro personas acusadas de haber golpeado y quemado vivo al guía espiritual maya Domingo Choc Ché el pasado sábado, cuando un grupo de personas lo golpeó por más de 10 horas y luego lo prendió con gasolina tras acusarlo de brujería en una comunidad rural del norte del país.

Entre los detenidos está Ovidio Ramírez Chub, de 24 años, quién según la fiscalía habría sido quien informó a los agresores que Choc Ché lo había enviado a la tumba de un familiar a dejar tierra para hacer brujerías, lo que generó que familiares del fallecido fueran en su búsqueda, lo golpearan y luego le prendieron fuego.

El hecho ocurrió el pasado sábado, pero se dio a conocer el domingo, cuando se hizo viral un video que mostraba a Cho Ché prendido en llamas, en la comunidad de Chimay en San Luis Petén, al norte de la capital guatemalteca.

“Nuestros efectivos policiales dieron seguimiento de manera inmediata a este caso y la mañana de este martes se hace efectiva la aprehensión de este individuo y junto a él los hermanos Edin Arnaldo y Magalí Pop Caal, de 21 y 27 años respectivamente. Además una prima, Romelia Caal Chu, de 49. Todos son sindicados por el delito de asesinato”, dijo la policía en un mensaje a periodistas.

Uno de los detenidos fue filmado por el medio digital local Noticias de Petén al que le confesó que fue el autor intelectual del linchamiento. “Sí, claro que yo participé, por la muerte de mi padre, porque él lo hizo (al referirse a Choc Ché)”. El detenido, que no fue identificado, dijo que fue él quien roció con gasolina al guía espiritual, a quien posteriormente le prendieron fuego.

La fiscalía informó que se realizan varios allanamientos en el lugar del linchamiento.

Angelina Valle, es sobrina de Choc Ché y habló con The Associated Press para contar los últimos momentos de su familiar. Ella dice haber estado en el lugar cuando -la madrugada del sábado- vecinos de la comunidad discutían qué se haría con el guía espiritual maya.

“Mi tío levantó sus manos tres veces al cielo y dijo: ‘Dios sabe que no hice nada, perdónenme señores, yo no hice nada, yo no estoy haciendo nada’”, asegura Valle que dijo su tío ante la comunidad, donde afirma que algunas personas gritaban “¡préndanle fuego!”.

Según Valle, la acusación venía de la familia de José Pop Caal, que había fallecido una semana antes por enfermedad. Los familiares habrían confrontado a Ramírez Chub -uno de los detenidos- quien acusó a Choc Ché de haberle ordenado bajo amenazas hacer brujería en la tumba de Pop.

La comunidad hizo una especie de careo entre Ramírez Chub y Choc Ché, en la que el primero lo acusó. Y aunque al parecer el guía negó la acusación y lo enfrentó, los familiares del fallecido llevaron gasolina y le prendieron fuego.

“Él no hacía brujería. Yo dije que no era brujo, pero la gente me decía a vos también te vamos a quemar, yo les pedí que no lo quemaran, pero le prendieron el fuego”, aseguró Valle a la AP.

Choc Ché, de 55 años, era un científico maya, dijo Mónica Berger, antropóloga médica de la Universidad del Valle de Guatemala, quién lo conoció y lo llamaba “Abuelo Domingo”. Agregó que era parte de la Asociación de Concejos de Guías Espirituales Releb’Aal Saq’E con la que trabajaba en temas de medicina natural.

El guía espiritual participaba en varios proyectos de investigación científica sobre medicina maya para la elaboración de documentos y libros que acrediten el conocimiento ancestral maya de las medicinas naturales en colaboración con universidades de Suiza e Inglaterra, dijo Berger.

Según Berger, Choc Ché era una especie de terapeuta experto en medicina natural que hacía caminatas por los bosques en busca de medicina natural, “pero por el coronavirus se suspendieron las caminatas y el trabajo de campo”.

“Haberlo asesinado es como que hubieran quemado una biblioteca", dijo la antropóloga.

La Procuraduría de Derechos Humanos dijo que solicitó a la Policía Nacional Civil y al gobernador departamental de Petén protección para la familia de Choc Ché, que ha recibido amenazas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo