Director médico del Hospital Militar: “El 55% de nuestros pacientes son civiles”

Antes que la pandemia de covid-19 se instalara en Chile, el recinto contaba con nueve camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Hoy, cuenta con 34 y aún necesita más ante la alta demanda de pacientes con covid-19 en el Gran Santiago. "Estudiamos y nos preparamos, pero nunca pensamos que nos iba a tocar enfrentar algo como esto", dice su director médico.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Aton

La realidad del Hospital Militar retrata lo presionado que está el sistema sanitario a poco más de tres meses del primer caso de coronavirus que registró el país, aunque para el coronel Francisco Silva Terán, director médico de dicho establecimiento de salud, aún no es tiempo de hablar de colapso.

“Yo creo que el sistema todavía no está colapsado, aún tenemos flujo, pero sí está sobre exigido. Podemos llegar al colapso, sí, estoy de acuerdo, porque nuestra capacidad es finita y por más empeño que le pongamos, por más ventiladores que sumemos, esta lucha no la va a ganar o perder el personal de salud, sino que la ciudadanía, que debe tomar esto como algo real, que existe, que provoca muerte… Por eso es tan importante el rol de la ciudadanía para que eso no ocurra. La gente debe entender que hay que seguir las instrucciones del lavado de manos, del distanciamiento social, lo que recalcan las autoridades, de lo contrario, no daremos abasto”, dice Silva Terán a Aton Chile desde el recinto emplazado en La Reina.

HM 2 ATON

-La experiencia del Hospital Militar en cuanto al aumento de camas críticas retrata o simboliza cómo la multiplicación de los contagios ha obligado a los hospitales a doblar esfuerzos para dar abasto…

Nosotros partimos la pandemia en marzo con las nueve camas UCI con las cuales habíamos funcionado siempre, en 11 años, es decir, desde que este hospital fue construido. La primera medida que tomamos fue reconvertir las camas de la Unidad Coronaria, y así sumamos ocho camas más. Esa sala, que estaba destinada sólo a patologías cardio, la reconvertimos a pacientes respiratorios, pasando de nueve a 17 camas críticas equipadas con ventilación mecánica.

“Sin embargo -revela Silva– igual quedamos cortos ante la demanda de pacientes covid. Entonces, fuimos a la Unidad de Tratamiento Intermedio y complejizamos esas camas, que si bien tenían monitor, carecían de ventilación mecánica con ventiladores que teníamos de repuesto. Sumamos a la reconversión máquinas de antestesia que teníamos en pabellón y las transformamos en ventiladores mecánicos, y así añadimos 17 camas UCI más, llegando a las 34 actuales”.

Pero la pandemia no cede y la próxima semana el hospital espera aumentar a 40 sus camas críticas.

“La única reserva que tenemos es la sala intensiva de pacientes pediátricos, porque no hemos tenido demanda infantil en este tiempo. El ex ministro (Jaime) Mañalich nos pidió reconvertir esa sala, nos gestionó más ventiladores, así que la próxima semana estaremos transformando esa UCI en una sala de adultos. Y si tenemos la necesidad de hospitalizar un niño en una cama con ventilación mecánica, el compromso del ministerio de Salud es que lo podamos derivar a uno de los hospitales especializados, como el Calvo Mackenna o el Roberto del Río”.

-En el contexto de la pandemia y la red unificada de salud, ¿qué porcentaje de población civil atiende el Hospital Militar?

“Desde marzo que todos los hospitales estamos en la red hospitalaria covid centralizada desde el Ministerio de Salud y, claro, en este momento las 34 camas críticas están ocupadas, y de ese total, 19 son pacientes civiles, de Fonasa e isapres. Es decir, hoy el 55% de nuestra capacidad está siendo ocupada por pacientes civiles. En todo caso, no es nuevo, antes de la pandemia también nos derivaban pacientes civiles, especialmente en invierno, ya que somos parte de la Unidad de Gestión Centralizada de Camas del Ministerio de Salud”.

HM 3 ATON

-Todas las cifras hablan de lo exigido que está el sistema. ¿Cómo lo viven ustedes?

Nunca habíamos tenido la demanda que hemos tenido, nunca habíamos trabajado con 34 pacientes ventilados al mismo tiempo. A los hospitales no los soportan las máquinas, los ventiladores mecánicos, los soportan los funcionarios. En ese sentido, tengo que hacer homenaje a nuestro equipo, que está haciendo turnos de 24 horas, tres turnos por semana, se ofrecen voluntarios si alguien se enfermó. La disposición de los trabajadores de la salud en esta pandemia es total. La gente que trabajaba en pabellones ahora está en unidades intensivas, entre ellos anestesistas, pediatras, kinesiólogos… De esa manera, con su sacrificio, hemos podido salir del paso porque el tema del personal de salud es el cuello de botella hoy por hoy. Nos han llegado recursos, ventiladores, pero lo que no se puede comprar en China es el personal médico, enfermeras, tens (técnicos enfermeros).

-¿Los contagios han afectado a los trabajadores del Hospital Militar?

Sí, el personal contagiado actualmente asciende a 70 personas, pero de una fuerza de 2.000 funcionarios. Y de esos 70, sólo 20 corresponden a áreas clínicas de covid, los demás son administrativos que no tienen contacto con pacientes. En general, nos ha ido bien con las medidas de protección personal, tenemos un departamento de lujo en infecciones intrahospitalarias que está controlando y supervisando diariamente.

HM 4 ATON

-¿Cómo asumen desde el hospital la crisis sanitaria que vive el país?

Con el espanto que lo está viviendo todo el personal de salud de los hospitales de Chile. Esta es una pandemia en serio, con muertes, con una alta tasa de contagio, es un momento histórico como país y como gremio de la salud. Estudiamos y nos preparamos, pero nunca pensamos que nos iba a tocar enfrentar algo como esto.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo