La nueva vida de los hoteles en modo pandemia: así funcionan las residencias sanitarias

Desde abril, la carencia de turismo ha generado que los alojamientos cambien su orientación, siendo utilizados por el Ministerio de Salud para aislar a personas que son casos confirmados, probables o que hayan tenido contacto estrecho con un paciente covid-19.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Agencia Uno

José González tiene 72 años y vive solo en Quillota. Hace tres semanas comenzó a tener malestares estomacales, fuertes dolores de cabeza y fiebre. Aguantó durante tres días, pero cuando el malestar fue total, decidió ir al hospital San Martín, para someterse a exámenes que, finalmente, determinarían que era positivo al covid-19.

Sus dos hijas, al principio, le llevaban comida y se la dejaban desde lejos, porque él les pidió que no se acercaran, para que no tuvieran riesgo de contagio. Sin embargo, el desánimo fue tan grande que finalmente “la enfermedad me sobrepasó”, recuerda José. Así, decidió aceptar la opción de ocupar uno de los 654 cupos de residencias sanitarias que, actualmente, dispone la Región de Valparaíso. De esas camas, eso sí, hoy están ocupadas 460.

Residencias sanitarias Valparaíso Agencia Uno

A José, en todo caso, no le tocó cualquier residencia, porque llegó directo a la pieza 263 del emblemático Hotel O’Higgins de Viña del Mar.

El quillotano relata que ya está pronto a ser dado de alta y regresar a su ciudad. Ya con mejor ánimo y sin síntomas de la enfermedad, no tiene más que palabras de agradecimiento para todo el personal que -además de las atenciones, la comida y la limpieza- le entregó contención emocional.

“Me voy feliz, contento. Ahora mi ánimo está muy bueno y no quiero saber nada de la cama. Ya me quiero ir a mi casa y no es porque esté aburrido acá. Fui bien atendido aquí, me acostumbré. Les agradezco, nunca se me va a olvidar esto, me voy eternamente agradecido”, indica emocionado González.

En los pasillos del Hotel O’Higgins ya no hay turistas, ni viajeros, ni mucho menos artistas del Festival. Ahora son enfermos con covid-19, sospechosos o que tuvieron contacto estrecho con algún positivo de la enfermedad, y que por motivos económicos, de hacinamiento o soledad, optaron por ingresar a este tipo de residencias, que son totalmente gratuitas.

Residencias sanitarias Valparaíso Agencia Uno

El personal a cargo se compone de enfermeras, técnicos paramédicos y auxiliares de aseo. Además, trabajadores del mismo hotel fueron capacitados para hacer las labores en la cocina, que está guiada por una nutricionista. Actualmente, las habitaciones habilitadas en el O´Higgins son 157, teniendo en estos momentos un 74,5 por ciento de ocupación.

Celia Martínez Cortés es enfermera de esta residencia sanitaria y comenzó desde el primer día en este lugar, el pasado 6 de abril. Recuerda que partieron con un solo paciente y que, a medida que fueron avanzando, se requirió más personal y las camas se fueron ocupando hasta llegar a atender 150 personas.

Residencias sanitarias Valparaíso Agencia Uno

Esta profesional cuenta que “los pacientes llegan angustiados, asustados. Pero, al pasar los días, se van acostumbrando. Además, nosotros les hacemos una contención emocional, porque es un cambio grande estar acá, solos en una habitación, sin tener mayor contacto personal con la familia”.

Martínez agrega que, al final del período de cuarentena, “cuando se van, están agradecidos y muy contentos. Muchos nos han dejado notas de agradecimientos y otros (lo hacen) verbalmente. La experiencia ha sido muy buena, tanto con los pacientes como con mis colegas”.

En el caso del Hotel Ibis, en Valparaíso, se disponen de 135 habitaciones habilitadas, teniendo actualmente 84 usuarios ingresados, es decir, un 62,2 por ciento de ocupación. Al igual que en otras residencias cuentan con servicio de alimentación que incluye cuatro comidas.

La coordinadora clínica de esta residencia, Lilian Isamir Rodríguez, explica que este albergue funciona con cinco enfermeras diurnas y una que está 24 horas, que hace el papel de jefa de turno, encargándose de la gestión de camas a través de la ficha que recibe del paciente. Junto al equipo también trabajan seis técnicos paramédicos, que se encargan, entre otras labores, de monitorear los signos vitales de los residentes.

“Acá, en general, llegan pacientes compensados, es decir, que no están con dificultad respiratoria. Si llegaran a estar así, inmediatamente se deriva al Samu, para que se pueda tratar. La mayoría llega con dolor de cabeza, dolor muscular y con molestias gástricas”, explica la profesional.

Además, la enfermera coordinadora recuerda la posibilidad de que en las residencias se pueden recibir familias completas: “Si hay una familia que son todos positivos, lo ideal es que vengan para acá”.

El tema de la seguridad para los funcionarios se toma muy en serio, con todos los protocolos requeridos para realizar aseo en las habitaciones, entregar la alimentación y controles de signos vitales, lo que ha llevado a que por el momento no exista ningún contagiado en los distintos turnos.

Si bien la mayoría de las personas que se encuentran en las residencias tienen una buena experiencia, a algunos les pasa la cuenta el encierro. Es por esto que desde el personal está instruido en prestar la ayuda necesaria para facilitar su estadía.

Residencias sanitarias Valparaíso Agencia Uno

“Nosotros comprendemos que es una situación estresante, cada día se les hace más pequeña la habitación, en especial si están solos. Tratamos de que mantengan una comunicación fluida con sus familiares, o si es necesario nos comunicamos con una psicóloga”, indica la funcionaria.

A principios de este mes, la administración, gestión y coordinación de las residencias sanitarias de la Región de Valparaíso pasó desde la subsecretaría de redes asistenciales a la Seremi de Salud.

Residencias sanitarias Valparaíso Agencia Uno

Jaime Jamett, seremi subrogante de Salud, señala que las residencias sanitarias “han sido una estrategia exitosa, porque en nuestra región salvan vidas. Y lo decimos porque, en muchas de ellas, hemos encontrado gente que se ha complicado durante la noche, y que ha requerido la coordinación de sus servicios con centros de mayor complejidad asistencial. En ese contexto, esta situación en un domicilio habría sido prácticamente inalcanzable”.

La autoridad sanitaria indica que aún quedan en la región 194 cupos en las distintas residencias disponibles, agregando que “estamos creciendo para aumentar nuestra capacidad y también señalar que las residencias sanitarias son parte de la estrategia TTA: Testeo, Trazabilidad, Aislamiento”.

“Actuar en forma oportuna en las personas que se han contagiado, sin lugar a dudas, permite controlar los brotes. Y por supuesto, otorgar a las personas que están en las residencias, un descanso seguro, confiable y con toda la dignidad que merecen”, concluye Jamett.

En estos hoteles habilitados para la emergencia se reciben personas que son casos confirmados, probables o que hayan tenido contacto estrecho con un paciente covid-19. En este sentido, se pueden recibir adultos mayores, personas con patologías compensadas, niños y adolescentes con sus respectivos tutores, incluso familias completas. Las residencias sanitarias son totalmente gratuitas. En ellas se ofrece alimento y monitoreo de salud mientras dura el periodo de cuarentena (14 días desde el inicio de los síntomas). También se puede llamar y obtener más información al 800-726666. 

Residencias sanitarias Valparaíso Agencia Uno
Loading...
Revisa el siguiente artículo