Cómo ser amigo de tu espalda mientras trabajas en casa

Primera regla: olvídate de comer, trabajar, prácticamente vivir, en la cama para siempre.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Luz Lancheros

Si eres de los que ama no solo dormir en la cama sino quedarte en ella todo el día porque probablemente en tu ciudad hay un clima espantoso, malas noticias: es lo peor que puedes hacer si teletrabajas todo el día.   Cómo ser amigo de tu espalda mientras trabajas en casa

Lo mismo pasa con el comedor y otros lugares tan poco adecuados para mantener una buena postura y de paso evitar problemas físicos. No son aptos para que una persona pueda conservar la salud de su columna por mucho tiempo.

Y ahora que en la pandemia hay más teletrabajo que nunca y pocas probabilidades de que volvamos todos a la vez a la oficina, con mayor razón hay que atender consejos sobre lugares, pausas activas y otros problemas que trae el tratar de forzar tu espalda en un sentido de comodidad que le termina pasando factura.

“Se calcula un aumento del 200 por ciento en trabajo de home office. Si vamos a trabajar así, se recomienda asignar un espacio para teletrabajo. Es decir, tener las mismas cosas que estaban en tu oficina. Tener una silla con un  buen respaldo, cómoda, confortable,  que te quede a una altura suficiente, de que las manos al teclado te queden de la misma altura”, sugiere a Metro el doctor ortopedista de Doctoralia, Samuel Sebastian Castañón, quien también aclara que estas recomendaciones no necesariamente deben tomarse al pie de la letra en cuanto a medidas y ángulos para situar la silla o el mobiliario, ya que cada persona tiene un contexto corporal y social  distinto. Pero sí recomienda estar lo menos posible trabajando en la cama, que para muchos es su lugar favorito.

 Cómo ser amigo de tu espalda mientras trabajas en casa

“Si ya tienes dolencias de espalda, eso se exacerba al trabajar en la cama. No es recomendable hacer esto allí, pero allí pueden existir actividades eficientes como leer un mail, libro, reporte con dispositivos tecnológicos e incluso con mesitas para los portátiles y que están a la altura de los ojos. Ahora, trabajar seguidamente en la cama durante seis horas sí causa dolor de espalda. Puedes revisar, sí, tu celular, pero no usar la cama trabajar mucho tiempo de continuo”, añade el experto, que también enfatiza que a la mínima posibilidad de dolor hay que ir por atención médica y no esperar hasta el último momento. Viendo este panorama, ¿qué  importancia tienen las pausas activas para también mover el cuerpo?

Dándose un respiro 

 Hay muchos programas de salud ocupacional al respecto, pero lo importante también viene por parte de la persona y su cambio de hábitos posturales. En esto concuerda el doctor Castañón. “se supone que por cada 45 minutos puedes tomar pausa alrededor de diez, pero  establecer el horario propio es importante. Ahí podríamos incluir rutinas de que permitan hacer ejercicios de estiramiento. De hecho, una de cada diez personas podría sufrir de sus discos a lo largo de su vida”, explica . 

Castañón también enfatiza en el papel de los rehabilitadores físicos, quienes pueden ayudar a la persona con masajes, estiramientos y otras terapias, para librarse de esos dolores que los aquejan. Y sobre todo, chequearse de manera preventiva ante el primer dolor. “Ante la duda no hay duda. Si tu dolor persiste debe ir con el médico. Este te da un certificado y diagnóstico de qué está pasando. Puede que arregles un problema mecánico con aditamentos externos que solo sean un gasto infructuoso y contraproducente”, insiste.

Consejos para tener un buen espacio de home office

 

  • Preferiblemente, sin distracciones. La mascota, la televisión, entre otros componentes y actores en el hogar resultan en más baja productividad.

 

  • El doctor Castañón no tiene medidas específicas de la altura de las sillas o el computador, ya que esto puede variar de persona a persona. Eso no significa que no se pueda invertir o pedir prestada una buena silla con respaldo que resulte cómoda y a la altura adecuada de su usuario. Lo mismo pasa con el escritorio.

 

  • Hacer ejercicios de rotación y estiramiento cada 45 minutos (pausa activa).

 

  • Preferiblemente, trabaja en un lugar donde tengas todo al alcance de la mano.

 

  • Respeta ese espacio de trabajo: no se puede comer o hacer otras cosas designadas a la cotidianidad. 

 

  • Lo ideal es trabajar cómodos, pero respetando el espacio que hay en la oficina para esto y en muebles que sean amigables con la columna. Si puedes ayudarte de almohadas u otros elementos, sería ideal. 
Loading...
Revisa el siguiente artículo