El drama bolivianos: venden hornos crematorios móviles para hacer frente a cadáveres en las calles

El país altiplánico ya no tiene infraestructura para hacer frente a los fallecidos por coronavirus.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Alejandro Osorio

Muchas veces nos quedamos en cifras o en las frases vacías y poco claras de los líderes latinoamericanos, y obviamos que lo que está en juego en la pandemia del coronavirus son vidas. Bolivia vive un verdadero drama sanitario ante la brutalidad del covid, a tal punto que ya no puede hacer frente a la cantidad de muertos.

Esta realidad ha generado escenas terribles, como los muertos en las calles y el surgimiento de hornos crematorios portátiles, que recorren las principales arterias de La Paz y otras ciudades altiplánicas.

“Es un equipo autosuficiente, el horno trabaja con una garrafa doméstica (balón de gas), tiene su propio generador del tiempo de cremación. La cremación tarda entre 50 y 70 minutos, depende el tamaño y el peso del cuerpo", asegura un ingeniero boliviano que explica el funcionamiento de estos equipos.

Esta es una iniciativa de un grupo de empresarios que, según los expertos pueden cremar entre 10 a 12 cuerpos diarios. Son "varios empresarios privados, cuatro ingenieros que hemos puesto todo el empeño en buscar una solución para la falta de capacidad de los cementerios, donde hay dolor y conflictos por la falta de espacios en los lugares asignados a las víctimas de la pandemia”, aseguró Carlos Ayo, uno de los encargados de la venta de estos equipos.

La idea es que estos hornos crematorios portátiles sean comprados por municipalidades o empresas funerarias, para satisfacer la gran demanda por la cantidad de muertos.

Hasta hoy, Bolivia acumula 3.064 fallecidos y 78.793 contagios por coronavirus.

Loading...
Revisa el siguiente artículo