Seguridad alimentaria y deficiencia nutricional: el desafío de cara al coronavirus

El 40,5% delos niños entre 0-6 años pertenecientes a familias que viven con menos de 107 mil pesos per cápita, tienen desórdenes nutricionales.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Karina Prieto

Desde hace algún tiempo el concepto de seguridad alimentaria se ha hecho más conocido en la población, esto debido a la pandemia del covid-19, ya que una de las principales preocupaciones familiares ha sido, por su puesto, la alimentación. Las cadenas de distribución de comida se vieron interrumpidas por el aislamiento, pero ¿qué es lo que realmente se quiere decir cuando hablamos de inseguridad alimentaria?

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura “una persona sufre inseguridad alimentaria cuando no tiene acceso físico, social y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades alimenticias”. Entonces por inseguridad alimentaria nos referimos a la reducción nutricional de los alimentos que consumimos, no necesariamente que no se tenga que comer.

Por esto, la inseguridad alimentaria es un riesgo mucho mayor para la población más pobre del país que, según las Encuesta CASEN 2015, se ve reflejado en que un 40,5% de los niños entre 0-6 años pertenecientes a familias que viven con menos de 107 mil pesos per cápita, tienen desórdenes nutricionales, ya sean sobrepeso, obesidad o desnutrición. Mientras solo un 11% de la población, entre 0-6 años, pertenecientes a familias con que viven con más de 301 mil pesos por persona, presenta algún desorden nutricional. Actualmente esta situación se puede ver aún más agravada, teniendo en consideración que según cifras de Fundación Sol un tercio de los y las chilenas no tiene ingresos suficientes para superar la pobreza y un 54,3% de los y las trabajadoras gana menos de $350.000 líquidos.

Ante esta situación, desde CampoChange, plataforma que busca asegurar ingresos más justos para los y las agricultoras de nuestro país, su Gerenta de Operaciones y desarrollo sustentable, Tamara Faundez señala “una de las grandes soluciones para la inseguridad alimentaria es promover el consumo local, a través de cadenas cortas de comercialización, con esto se quiere decir que lo que se produce en un lugar sea consumido en esa zona, generando más cercanía entre agricultores y consumidores finales y que a su vez se pueda conocer la demanda que es propia de esa población, con lo que se genera una oferta de alimentos que asegura su abastecimiento”.

A esto, la Gerenta añade “la crisis sanitaria ha dejado en evidencia los problemas estructurales que ya había en nuestra sociedad. Los sistemas agroalimentarios en Chile se caracterizan por la explotación del ser humano, el avasallamiento de culturas, el deterioro del medio ambiente, generando brechas de desigualdad social que provocan la inseguridad alimentaria de nuestra población. Es por ello que se necesitan medidas de mediano y largo plazo, hacia sistemas agroalimentarios más sustentables, es decir, que sean competitivos, inclusivos y resilientes ante el contexto y los diversos escenarios críticos, como la pandemia que estamos viviendo actualmente, para así asegurar la llegada de alimentos saludables a todas las personas en el territorio nacional”, finalizó.

Seguridad alimentaria shutterstock / imagen referencial
Loading...
Revisa el siguiente artículo