logo
Nacional
 /
Nacional 19/08/2020

Hoy podría terminar esta discriminación: se vota proyecto que termina con trabas para segundas nupcias de mujeres

Se busca poner fin a una norma que impide que las mujeres puedan casarse por segunda vez si están embarazadas o si no han pasado 270 días desde la disolución de su matrimonio anterior.

Un impedimento a las segundas nupcias de las mujeres, que rige desde el siglo XIX y que es considerada como discriminatoria, es la que los ministros Secretario General de la Presidencia, Cristián Monckeberg, y de la Mujer, Mónica Zalaquett, llamaron a eliminar como parte de la Agenda de Equidad de Género.

El proyecto de ley, que será votado en el Senado, busca poner fin a una norma que impide que las mujeres puedan casarse por segunda vez si están embarazadas o si no han pasado 270 días desde la disolución de su matrimonio anterior.

“No parece sensato que en pleno siglo XXI, a las mujeres que quieren contraer matrimonio por segunda vez, decidiendo rehacer libremente su vida, se les impongan impedimentos que a los hombres no. Esta norma consagrada en nuestro Código Civil y también en la ley que crea el Acuerdo de Unión Civil, además de ser absolutamente discriminatoria, no recoge los adelantos científicos que permiten establecer la de paternidad”, aseguró la ministra Zalaquett.

Por su parte, el ministro Monckeberg aseguró que “esta es una ley retrógada que nos hemos demorado mucho en actualizar, por eso, el llamado es a avanzar lo más rápido posible para que pueda ser despachado del Congreso pronto. El Gobierno tiene un compromiso con la plena igualdad de derechos y deberes entre hombres y mujeres, y parece lógico, que para avanzar en esa igualdad se elimine una norma como ésta”.

El proyecto se encuentra en segundo trámite constitucional, fue aprobado en la comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento y está a la espera de ser aprobado en la Sala del Senado para ser despachada en particular.

“Se trata de una disposición que lesiona la dignidad de las mujeres ya que parte de la base de que hay un supuesto engaño o mala fe por parte de estas al momento de contraer matrimonio. Es por eso que, como Estado, debemos garantizar que la legislación se lo permita sin ponerles obstáculos y más importante aún, sin presumir intenciones que sólo tienen que ver con una visión que hoy no tiene espacio”, explicó Zalaquett.

“Despachar esta ley, lo antes posible, es un compromiso moral, que hemos asumido como Gobierno. Es parte de los compromisos del Presidente Piñera para acabar, de una vez por todas, con las leyes que discriminan a las mujeres”, agregó el titular de Segpres.