logo
Economía
 /
Economía 20/08/2020

¿Se puede invertir el 10% de las AFP en propiedades?

Los montos no son muy altos, en la mayoría de los casos. Pero hay herramientas que pueden hacer posible invertir en el mercado inmobiliario.

El retiro del 10% de las AFP de parte de los cotizantes, contempla variadas alternativas de inversión de ese dinero entre los chilenos. Una de ellas sin duda será el sector inmobiliario, pensando en que este tipo de opciones no tiene pérdidas, aumentando su plusvalía y rentabilidad a largo plazo.

¿Es realmente posible, considerando que el 10% tiene montos bajos? Comprar un departamento para inversión es un negocio que se sustenta en el tiempo debido a la alta demanda de arrendatarios. No por nada se ha convertido en el favorito de los últimos años, incorporando a la juventud en el mundo de la inversión.

Baja inversión inicial

Hoy es posible invertir con bajos capitales, porque  hay empresas que se dedican a vender departamentos, arrendarlos y administrarlos para que tú sólo te preocupes de administrar tus bienes recibiendo tus ingresos mes a mes. Por lo que solo habría que invertir en el pie, el que también puede ser cancelado en cuotas.

¿Cómo hacerlo?  “Lo primero es asesorarte con expertos y pensar en el futuro. Podrán ayudarte a elegir un departamento que se adapte a tus necesidades, te pueden apoyar en la gestión del crédito hipotecario e incluso, si tú así lo quieres, podrán convertirse en el administrador de tu inversión” asegura Jaime Ulloa, director ejecutivo de iQuímica Inversión Inmobiliaria.

Departamentos conectados

Los inversionistas buscan departamentos cercanos a conexiones de transporte público, con supermercados, colegios y áreas verdes cercanas, etc, porque es ahí donde influye la decisión de los arrendatarios.

“En el caso de iQuimica, incluso tenemos gratis un seguro de 12 meses de arriendo para todos nuestros clientes, con el fin de dar tranquilidad a todas las personas que invierten por primera vez o ya en su segunda o tercera propiedad”, asegura Ulloa. Pues claro, en tiempos de incertidumbre puede estar el temor de “no arrendarla”.