logo
Noticias
Noticias 24/08/2020

5 excéntricas piezas de moda en pandemia: ¿te atreves a usarlas?

Estos tapabocas son fuera de serie y hechos para algunos pocos.

El tapabocas es la prenda de moda de 2020. Pero como la moda es tan amplia, al igual que sus contextos y mercados, da incluso para diseños que desbordan lo convencional. 5 excéntricas piezas de moda en pandemia: ¿te atreves a usarlas? 

Estos son algunos de los más replicados en redes sociales por quizás no enfocarse tanto en la funcionalidad, sino en la exuberancia estética y como declaración artística.

5 excéntricas piezas de moda en pandemia: ¿te atreves a usarlas? 

Tia Adeola

La diseñadora nigeriana innovó con su creatividad al llevar los boleros, su sello de marca, precisamente al rostro. Adeola, quien ha estado en New York Fashion Week, se inspiró en la época del Renacimiento, su favorita, para crear tapabocas que se usarán por placer estético, simplemente.

Por supuesto, su post se hizo viral y se agotaron. Estos cuestan 45 dólares y ella está explorando donar el 75% de sus ganancias para ayudar contra el COVID-19.

WeWantMore

El estudio belga desarrolló una serie de tapabocas de zapatillas deportivas viejas. Claramente, no están para la venta al no ofrecer ninguna protección.

Sin embargo, los hicieron para mostrar cómo la humanidad se adapta a la pandemia y qué mejor, explican, que con una pieza tan deseada para expresar la identidad de miles de personas. Los tapabocas se crearon todos a mano.

Anne Sophie Cochevelou 

No hay nadie como la diseñadora francesa para recrear la estética camp y surrealista a través de sus accesorios y piezas.

Y si bien tiene tapabocas al estilo barroco, con piezas salidas de hace cuatrocientos años y también con flores y perlas, los tapabocas que realmente quitan el aliento están hechos en juguetes de Pokemones (sí, los de la famosa serie), en taches (punk), con cadenas, y hasta torsos de muñecas, para cuestionar la desnudez femenina en redes sociales y el cáncer de mama.

También hay uno con cabezas de Bratz, las populares muñecas y otro de piernas de Barbies, que reflejan la nueva realidad. La creadora eleva la categoría de moda a obra de arte. Estas pueden llegar a costar hasta 100 dólares.

Kennedy Gasper

El diseñador tailandés se inspiró en la ostentación y riqueza ancestral de su país para hacer su propio tapabocas. Esto incluyó recrear todo el ornamento, el trabajo en metal y cristales que son tan característicos del país asiático.

También tiene tapabocas steampunk y de plumas. Recibe órdenes por privado y por encargo.

Ýrúrarí Jóhannsdóttir

La artista islandesa no hace el crochet de tu abuela o contra el estrés: ella lo hace arte, psicodélico, surrealista. La creadora tiene 27 años y las lenguas son parte de su arte.

De esta manera, trasladó su amor por ellas a los tapabocas, que no vende porque no protegen. Simplemente los hace como obra artística y también para mostrar que usar tapabocas, aparte de salvar vidas, es divertido.

Bonus track: Björk.

La artista islandesa, ícono de moda y rupturista en todos los sentidos, anunció el pasado 21 de julio su serie de conciertos, Björk Orchestral. Lo hizo con una pieza que es una obra de arte en todos los sentidos y la creó quien ha hecho todas sus piezas para el rostro: James Merry.