logo
El Gráfico Chile
 /
El Gráfico Chile 31/08/2020

Piloto de KTM se casará con su “hermanastra” tras relación secreta de 11 años

El corredor de Moto GP Miguel Oliveira, primer portugués ganador de una carrera en la categoría, este 23 de agosto en Estiria, se comprometió con Andreia Pimenta, hija de la pareja de su padre, a quien conoce desde la adolescencia.

Hace 11 años que mantienen una relación secreta, pero ambos decidieron que ya era hora de hacerla pública, tras dar un paso más y comprometerse formalmente, pensando en casarse en unos meses más. La historia no tendría nada de extraño, si no fuera porque la prometida del corredor portugués de motociclismo Miguel Oliveira es su “hermanastra”, Andreia Pimenta.

Y aunque la declaración igual ha provocado más de una controversia en el seno familiar, la verdad es que entre ellos no existe ningún lazo sanguíneo. Por eso, la situación no sorprendió a varios, aunque quienes no estaban muy interiorizados de la relación quedaron perplejos.

Siendo un niño, los padres de Miguel, hoy de 25 años, se divorciaron en 2003 y años más tarde su progenitor comenzó una relación amorosa con una mujer que también había terminado un matrimonio hacía tiempo y tenía dos niños, uno de ellos una niña. Fue así que Miguel y Andreia se conocieron.

Siendo muy jóvenes iniciaron una relación sentimental a escondidas de la familia, hasta que hace un par de años tomaron la decisión de contarles que estaban enamorados. Entre la sorpresa y la no sorpresa, nadie se opuso, por lo que decidieron seguir adelante.

Miguel Oliveira ya era un piloto de Moto2 y Andreia tenía un buen trabajo como dentista, por lo que entendieron que era el momento de hacerlo público en las redes, lo que cumplieron hace un poco más de un año, incluyendo hace no mucho el pedido formal de matrimonio. De hecho, su padre declaró al diario español Marca que estaba “feliz de que mi hijo se case con la mujer de su vida”.

Hace unos días, Miguel Oliveira se coronó ganador en el Gran Premio de Estiria de MotoGP, en el circuito Red Bull Ring, en Austria, transformándose en el primer piloto portugués en conseguir un triunfo en la categoría, superando en la ocasión al australiano Jack Miller (Ducati-Pramac) y al español Pol Espargaró (KTM).

“Estoy muy emocionado ahora mismo. Querría decir tantas cosas, pero me faltan palabras”, señaló el luso tras la histórica victoria, agradecido a su equipo y su familia.

“Hoy se ha escrito la historia para mi país”.