Dormir con mantas gruesas sería el remedio para el insomnio, según estudio

Investigadores suecos descubrieron que las mantas o frazadas gruesas serían la solución, por el peso que entregan al cuerpo.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Karina Prieto

Luego de un largo día, sólo espero descansar y lo podría hacer, si no fuera por el insomnio. Para este trastorno de sueño hay miles de remedios caseros que se supone nos podrían ayudar. Desde una leche tibia en la noche, hasta la meditación, pero nada aún con mucha base científica. Esto hasta ahora, cuando investigadores suecos descubrieron que las mantas o frazadas gruesas serían la solución, por el peso que entregan al cuerpo.

El estudio fue realizado por el Departamento de Neurociencia Clínica del Instituto Karolskain de Estocolmo y fue publicado en la Revista de Medicina Clínica del Sueño.

En la investigación participaron 120 adultos que estaban diagnosticados con insomnio crónico y con otro trastorno psiquiátrico, como depresión, bipolaridad, déficit atencional, ansiedad o hiperactividad. La edad promedio de los participantes fue de 40 años y de ellos, el 68% fueron mujeres y 32% hombres.

Experimentos con mantas gruesas contra el insomnio

Los 120 adultos durmieron con mantas gruesas por cuatro semanas seguidas. Un grupo utilizó una de ocho kilos, otro grupo usó una de seis kilos, y el último grupo utilizó una de un kilo y medio. El resultado fue categórico. El 60% de las personas que utilizaron las mantas con mayor peso durmieron mejor que el resto de las personas del estudio. Luego de esto, les dieron la posibilidad de cambiar su manta por la más pesada para dormir 12 meses y la mayoría aceptó.

Luego de un año, el 92% de los que durmieron con mantas gruesas ya no tenía insomnio ni problemas de sueño. Sólo un paciente interrumpió el estudio por sentirse demasiado ansioso al usar peso.

“Me sorprendió el gran tamaño del efecto sobre el insomnio de la manta gruesa”, afirmó el doctor Mats Alder, líder de la investigación. “Me complació además la reducción de los niveles de ansiedad y depresión”.

La explicación a esto sería el peso de la manta en el cuerpo. La presión generada por la frazada en diversos puntos del cuerpo “estimula la sensación de tacto y la sensación de músculos y articulaciones, similar a la acupresión y el masaje”, señala Alder. “La evidencia sugiere que la estimulación de la presión profunda aumenta la excitación parasimpática del sistema nervioso autónomo. Al mismo tiempo reduce la excitación simpática, que se considera la causa del efecto calmante”, finalizó.

insomnio Getty / Imagen referencial
Loading...
Revisa el siguiente artículo