SIGUENOS

Publimetro Chile

Ahora que el teletrabajo se ha vuelto una alternativa necesaria para que muchas personas puedan continuar con sus labores, es importante que aprendas a organizar tu espacio y horarios, lo que te ayudará a ser más productivo y a compartir más tiempo con tu familia.

Los cambios en los hábitos laborales, como el teletrabajo, pueden presentar oportunidades para aprovechar mejor el tiempo, especialmente cuando ya no es necesario trasladarse de un lugar a otro. Es probable que al comienzo pueda ser difícil acostumbrarse, o que te tome un tiempo adecuarte a las herramientas tecnológicas que facilitan el trabajo a distancia, pero no te compliques, este es un cambio gradual al que pronto encontrarás muchos beneficios.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), en su informe “Working anytime, anywhere: The effects on the world of work” (Trabajar en cualquier momento y en cualquier lugar: los efectos en el mundo del trabajo) de 2017, destaca que el teletrabajo permite una mayor autonomía sobre el horario laboral (más flexibilidad), y una reducción en el tiempo de desplazamiento al lugar de trabajo, lo que mejora la productividad y el equilibrio entre la vida laboral y personal.

Sin embargo, es muy fácil que con el teletrabajo termines trabajando más horas, por lo que, para poder organizarte y que te sea más sencillo acostumbrarte a esta experiencia, conoce las siguientes recomendaciones:

Fíjate horarios y rutinas

Es muy importante que puedas establecer una rutina diaria. Levántate a una hora determinada, dúchate y desayuna antes de comenzar a trabajar. Organízate como si tuvieras que salir de tu casa, esto te ayudará a ponerte en “modo trabajo” y hará más sencillo adoptar el nuevo hábito.

Ubica un espacio que solo dediques al trabajo

Trabajar en un escritorio es la opción más recomendada. Ahora bien, si tienes un espacio más reducido, al menos evita trabajar desde el dormitorio, acostado, o en el mismo lugar donde tomas desayuno y almuerzas. Esto te permitirá cambiar de lugar cuando te tomes un break, comas algo, o termines tu jornada, lo que también ayuda a generar el “cambio mental” de culminar con el día de trabajo.

Los momentos de distracción son muy importantes

Es muy fácil que con el teletrabajo te puedan suceder dos cosas: que se te pase el tiempo volando y te des cuenta de que no tomaste ningún descanso, o que por el contrario, te distraigas con cualquier cosa y no avances en lo que estás haciendo. Para evitar ambos problemas, establece ritmos de trabajo. Cada dos horas que estés frente a la pantalla, toma 10 o 15 minutos de distracción. Esto incluye el período que destines para almorzar, el cual deberías respetar igual que si estuvieses en tu lugar de trabajo. Es importante que respetes los ritmos que te fijes, para que así lleguen rápidamente a transformarse en hábitos.

Estira tus músculos y muévete

Ya que fijaste pausas para distraerte, aprovecha esos momentos para estirarte, caminar un poco, o al menos para cambiar de posición en tu silla. En internet puedes encontrar breves y sencillas rutinas de estiramientos y ejercicios de respiración para relajar el cuerpo y la mente, que te ayudarán también a cumplir con tu rutina diaria de trabajo.

Mantén el contacto con tus compañeros de trabajo

Conversar con tus compañeros y mantener los mismos vínculos sociales que se dan en forma presencial es fundamental para hacer más agradable y llevadera cualquier jornada laboral, y el teletrabajo no es la excepción. Existen diversas aplicaciones tecnológicas para realizar teleconferencias, incluso grupales, como Zoom o Meet de Google. Aprender a usarlas es sencillo y le agregará valor a tu experiencia.

Disfruta a tu familia

Gracias al teletrabajo podrás compartir más tiempo con tu familia y seres queridos. Pídeles que mientras estés trabajando traten de no interrumpirte, así incluso podrás ser más productivo, terminar antes tus tareas, y cuando concluya tu jornada podrás dedicarles más tiempo y de mayor calidad.

Esperamos que estas recomendaciones puedan ser de ayuda para ti. Recuerda que en la medida  en que seas ordenado financieramente podrás enfrentar mejor este difícil periodo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo