Por $20 mil en una rifa: le cayó del cielo un fundo en el sur con animales, casa, plata y un automóvil

La increíble historia de la afortunada mujer que se quedó con un terreno -y todo lo que hay adentro- de casi dos hectáreas en Osorno.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Daniel Pérez Pavez

Es una historia insólita, que podría incluso convertirse en un buen un guión de serie o película.

Una joven mujer sureña radicada en Santiago ganó en una sencilla y tradicional rifa nada menos que un hermoso campo, de casi dos hectáreas, ubicado a tiro de piedra de Osorno. Y sólo gracias a un número de $20 mil.

Ayer se realizó el sorteo y, obviamente, la afortunada ganadora no lo podía creer cuando un abogado le comunicó la noticia.

Se trata de un campo de 1,36 hectáreas que pertenece a la Avícola Barro Blanco, ubicado a dos kilómetros de Osorno, que se hizo conocido mediáticamente en febrero pasado cuando el conocido  criador de conejos de la zona, Armando Torres Guzmán (92 Años), optó por vender su propiedad avaluada en $280 millones.

Sin embargo, no hubo interesados por esa suma y entonces la familia decidió generar una cifra similar a través de la venta de miles de números de rifa.

Pamela Peña Casanova (36 años) es la valdiviana radicada en la Región Metropolitana que ganó la hermosa parcela que incluye árboles frutales y ornamentales, una casa, animales de criadero como conejos, pollos, palomas cola de abanico, pavos reales, además de un automóvil marca Suzuki y dos millones de pesos en efectivo.

. Archivo

 

La ganadora no podía creerlo

Claro, ella recibió con sorpresa e incredulidad  la noticia del sorteo, en el que había comprado dos números en febrero pasado para probar suerte. “Al principio pensé que era una broma, pero cuando vi que era cierto me alegré muchísimo. Es un regalo del cielo que viene junto con mi primera hija Victoria (5 meses), ya que estaba embarazada cuando compré los números”, contó al diario El Austral de Osorno.

La afortunada garantizó, además, que "quiero darle la tranquilidad a don Armando que vamos a cuidar el campo. Es una bendición y queremos mantenerlo con su belleza natural”.

El dueño del fundo, Armando Torres, expresasentimientos encontrados ya que, según dijo, por un lado logró vender su propiedad obteniendo una suma importante, pero tendrá que abandonar su lugar de toda la vida:.“Es bueno haber terminado de buena manera este proceso, porque me tenía nervioso eso de tener que posponer por la pandemia. Espero que la ganadora disfrute tanto como lo hice yo, mis padres y mi familia estas tierras. Es desprenderme de las tierras de mi vida, eso igual me pone triste”, confesó al diario osornino.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo