logo
Nacional
En el video participan MC Millaray y Pablo Ilabaca / CapturaEn el video participan MC Millaray y Pablo Ilabaca / Captura
Nacional 01/12/2020

Defensoría de la Niñez enfrenta polémica por canción: “Jamás hemos llamado a la violencia ni lo haremos”

Distintos sectores políticos criticaron la canción de la campaña por la infancia, donde “saltarse los torniquetes” es una de esas metáforas.

Al rojo vivo está la polémica por la canción que lanzó la Defensoría de la Niñez, en el marco de su campaña de protección a la infancia.

Una de las metáforas utilizadas en la pieza musical, “saltarse los torniquetes”, desató la molestia de Chile Vamos, el Gobierno y hasta de particulares, que de hecho, presentaron una querella contra la titular del organismo, Patricia Muñoz, invocando la Ley de Seguridad del Estado.

Mediante una declaración pública, la Defensoría de la Niñez, indicó que lamentan “profundamente que se haya malinterpretado su contenido y, en razón de aquello, aclara que la intención de esta pieza musical está centrada en visibilizar los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes”.

“Como lanzamiento de esta Campaña se difundió una canción original, denominada “El llamado de la naturaleza”, creada por el reconocido artista Pablo Ilabaca (Jaco Sanchez) y con la participación estelar de la adolescente MC Millaray. El objetivo de esta canción y video es visibilizar y enfatizar el rol de los niños, niñas y adolescentes como agentes movilizadores de cambio en defensa de sus propios derechos y la necesidad urgente de abrir espacios para que ejerzan su derecho a una participación efectiva e incidente, especialmente cuando el país vive un momento histórico, como es el actual proceso constituyente”, precisan.

En la declaración sostienen que “como toda expresión del género, se utilizan simbolismos y otros recursos para visualizar como los niños, niñas y adolescentes deben superar barreras y obstáculos en la defensa de sus derechos, entre otras situaciones descritas a lo largo de la canción. En ese sentido, lamentamos que el uso de aquellas imágenes y contenidos en esta obra no hayan sido comprendidas en el sentido original escrito por el autor y validado por la Defensoría de la Niñez, ya explicado anteriormente, porque jamás hemos llamado a la violencia ni lo haremos”.