logo
Nacional
Agencia Uno / Agencia Uno /
Nacional 02/12/2020

El Minsal en problemas: empresa presenta demanda y pide el pago de $6 mil millones por ventiladores mecánicos

La empresa Cega Supplies acusa que la Subsecretaría de Redes Asistenciales se desentendió del trato por la compra de cien VM.

Una empresa, llamada Cega Supplies, demandó al Ministerio de Salud por 7,6 millones de dólares (casi 6 mil millones de pesos) por una fallida transacción de ventiladores mecánicos obtenidos en China a mediados de este año.

Según da a conocer Bío Bío, la Subsecretaría de Redes Asistenciales, liderada en aquel entonces por Arturo Zúñiga, contactó a la empresa para la adquisición de 100 ventiladores mecánicos en el gigante asiático.

Tras varias tratativas informales por teléfono y luego vía correos electrónicos, finalmente la Subsecretaría de Redes Asistenciales le dio el visto bueno a Cega Supplies para la compra de 100 VM que serían despachados en varias tandas a la embajada chilena en Beijing, en un acuerdo que se cerró con una orden de compra emitida el 5 de junio por 7.6 millones de dólares.

Comienza el problema

A partir de ahí comenzaron los problemas, porque una vez definida la forma de entrega de los ventiladores mecánicos y sellado el acuerdo, la empresa acusa que la Subsecretaría de Redes Asistenciales dejó de responder los correos electrónicos.

Según consta un mail enviado el 8 de junio, y con los VM ya comprados, la empresa le solicita a Adriana Sánchez, la jefa de Administración de Servicios, División de Administración y Finanzas de la repartición, instrucciones para iniciar el despacho de las máquinas.

“Adriana por favor explicar, cómo es la operatividad de esta orden. Los equipos se entregan en Beijing, la subsecretaría se encarga de traerlos e internarlos, eso significa que hace todos los trámites de aduanas y paga los impuestos correspondientes, aranceles e iva, correcto?”.

No hubo respuestas. Por lo mismo un representante de la empresa en China acudió hasta la embajada donde no pudo ser atendido por los funcionarios. Al mismo tiempo, la empresa insistió con otro mail dirigido a Andrés Llarena, encargado ministerial de Salud: “Por favor indicar alguna instrucción especial, nuestro agente está coordinando con la embajada”.

Según la demanda, Adriana Sánchez contestó el primer mail recién el 16 de junio, con un mensaje que terminó por colmar la paciencia de la empresa porque no se entregan detalles de la instrucción solicitada. Según la funcionaria del Minsal, “los trámites de internación los hace el ministerio… no tenemos ninguna información de entrega de estos equipos”.

Ante el enredo, llanera facilita el número del embajador de Chile en China, Luis Schmidt. Días después, un funcionario de la oficina diplomática asegura que no puede recibir los ventiladores por no contar con una orden expresa del Ministerio de Salud.

Dicha respuesta genera un nuevo mail a Sánchez para que se comunique con Schmidt. El mail nunca fue respondido. Finalmente 18 días después, Sánchez envía un mail solicitando coordinar el despacho de los ventiladores a una bodega de Latam en China donde un vuelo charter los traería a Santiago, sin embargo eso nunca ocurrió.

Tras varias tratativas, finalmente se coordinó un vuelo para el 15 de julio, sin embargo un día antes todo quedó en nada: Sánchez remitió un correo electrónico donde informa que la orden de compra se canceló “por no haber entregado los ventiladores el día 9 de junio del 2020″.

Todo quedó en nada y los ventiladores siguen en una bodega en China, lo que motivó a la empresa a presentar una demanda en el 26º Juzgado Civil de Santiago, por $5.951 millones, además de una indemnización por “los perjuicios derivados de su incumplimiento”.