logo
Nacional
Agencia Uno / Agencia Uno /
Nacional 17/12/2020

Carabineros asegura que el chorro del carro lanza aguas “no resulta nocivo para la salud humana”

La policía respondió a un recurso judicial presentado por un fotógrafo que denunció quemaduras en su cuerpo tras recibir el impacto del agua.

Carabineros entregó detalles del líquido lacrimógeno que utiliza en el carro lanza aguas tras denuncia de un fotógrafo que acusó quemaduras en su cuerpo producto del chorro recibido mientras fotografiba las manifestaciones en Plaza Baquedano el pasado 30 de noviembre.

La policía respondió al recurso de amparo que el profesional José Tomás Donoso interpuso ante la Corte de Apelaciones de Santiago tras ser agredido por el carro de Fuerzas de Orden Público LA-56.

En la respuesta, la policía detalla que “en lo referido a vehículo en cuestión, LA-56, éste salió al servicio con agua pura cargada con fecha 26.11.2020 (6.000 litros) obtenida de los grifos del espacio público como también de líquido CS (25 litros) cuya carga se realizó en la Unidad. El químico utilizado, corresponde al material entregado por el Departamento Armamento y Munición de Carabineros L.5., dependiente de la Dirección de Logística”.

Sobre el componente, Carabineros indicó que “éste corresponde a ortoclorobenzolmalononitrilo al 15% y diclorometano al 85%, el cual en la fórmula utilizada no resulta nociva para la salud humana, según los estudios avalados por la Federación de Científicos Norteamericanos F.A.S. y por la normativa internacional que regula los productos químicos NIOSH (National Institute for Occupational Safety and Health), no existiendo evidencia científica de daño directo a la vida o salud de las personas, como lo ha señalado el amparado”.

“En cuanto a la concentración del líquido CS, esta se encuentra en función de los parámetros del fabricante. Para tales efectos, el estándar a utilizar es 0,4mg/m3, y tal como ya se señaló el componente químico empleado es ortoclorobenzolmalononitrilo al 15% y diclorometano al 85%, lo que está bajo los parámetros establecidos para estos fines”, señala Carabineros.

“La concentración de líquidos para efectos de la mezcla se efectúa de forma automática y se ejecuta en el panel de instrumentos que posee el vehículo y es administrada en su consola central”, sostiene la policía.

El escrito agrega que “a mayor abundamiento, al dar el paso del líquido CS se produce la mezcla en las válvulas reguladoras al ingresar al torrente. En particular, el lanza agua LA-56, de origen turco, dispone de un sistema de menú en la consola el cual el operador puede emplear con un parámetro definido, dentro del estándar establecido para estos efectos”.

Y finalmente indica que “referido igualmente a la concentración, se produce bajo los niveles establecidos en la norma, la que, en todo caso, obedece al estándar internacional. Esto es: Instituto nacional para la Seguridad de Salud Ocupacional (NIOSH) y Administración de Seguridad de salud Ocupacional (OSHA), que trata los límites de exposición (peligrosidad inmediata para la vida o salud). Al respecto, el personal que opera el vehículo lanza agua dentro de sus obligaciones, debe verificar y controlar el correcto funcionamiento del panel de instrumentos, y en caso de haber novedades, detener sus operaciones e informar al mando”.