logo
Nacional
/ Agencia Aton/ Sebastian Cisternas / Agencia Aton/  Sebastian Cisternas
Nacional 19/12/2020

Expertos entregan consejos para que esta sea una feliz Navidad para su bolsillo

El impacto económico por la pandemia de coronavirus obliga a evaluar cada peso al momento de pensar en un regalo.

Según una encuesta realizada por Deloitte en noviembre de este año, el 50% de los encuestados reconoce que los ingresos en su hogar han disminuido y que los gastos se incrementaron en un 26%.

Y la percepción de que en los próximos tres meses los ingresos disminuirán y las deudas aumentarán es mayoritaria, según el termómetro social (DESOC, Centro de Microdatos y COES).

Muestras indesmentibles de los problemas ecómicos debido a la pandema de coronavirus, que venían en aumento por el estallido social y aumentaron por la crisis sanitaria.

Pero pese a ello, la gente se desvive por hacer regalos de Navidad, una costumbre muy arraigada en nuestra sociedad. De hecho, el mismo estudio arrojó que el nivel de desembolsos en este ítem sólo disminuyó un 5% con respecto al año pasado.

Y Si bien los números no nos favorecen, existen distintas herramientas y hábitos que nos podrían ayudar a evitar un sobreendeudamiento y así no caer en una crisis económica.

Felipe Obal, contador público y auditor de la Universidad de Santiago de Chile, explicó cuál es la cifra máxima en la que debemos endeudarnos.

“El incremento de las demandas de crédito ha sido parte fundamental de las medidas tomadas por millones de chilenos para afrontar la crisis sanitaria y las restricciones a la movilidad. Ante esta situación, debemos ser cuidadosos con los créditos y el nivel de endeudamiento que adquirimos, ya que es muy fácil pasar de tener una deuda a estar sobreendeudado. Lo último ocurre cuando usamos más del 40% de nuestros ingresos para pagar deudas”, recomendó.

En términos de economía personal, y si ya estamos endeudados, posponer una cuota de algún crédito (de consumo, hipotecario, automotriz u otro) es aconsejable solo si vemos que la caja familiar se está viendo muy apretada.

“Es recomendable posponer un par de cuotas, ya que pagar un interés para realizar esta acción es más económico que pedir un crédito y no poder candelarlo a futuro”, explicó Cristián Lecaros, CEO de Inversión Fácil.

“La forma más económica para endeudarse es levantar capital por sobre una propiedad, es decir, un refinanciamiento hipotecario. Y cuando se trata de comprar, se recomienda utilizar la línea de la tarjeta de crédito con seis o tres cuotas precio contado. Eso obviamente es lo más barato, ya que no genera interés”, agregó Lecaros.