logo
Economía
/ Getty / Getty
Economía 23/12/2020

Transforma tu negocio en una plataforma digital

Si producto de la pandemia de covid-19 tu empresa o emprendimiento se ha visto afectado, considera la posibilidad de abrirte al mundo digital.

Por : Sano de Lucas

Tras meses de estricto confinamiento, regiones, ciudades y comunas han vuelto paulatinamente a reactivar su actividad comercial, con avances y retrocesos. Sin embargo, muchas han sido las empresas y negocios afectados por su incapacidad de funcionar normalmente en estas condiciones, teniendo algunas que cerrar definitivamente, y otras, debiendo cambiar de rubro para adaptarse, o abrirse a nuevos canales para generar ingresos, como por ejemplo, a través del comercio digital (e-commerce).

Para transformar tu negocio en una plataforma digital, lo primero que necesitas es una buena conexión a internet, además de un dispositivo para conectarte, como un computador, o una tablet o un smartphone, y, por supuesto, tus redes sociales a través de las cuales vas a poder relacionarte con tus clientes actuales y potenciales. Después de tener lo anterior organizado, lo que necesitas es tiempo y creatividad, que puedas destinar para dar vida a tu proyecto de comercio digital.

1. Crea tu sitio web

Parte por crear un sitio web para tu empresa. Existen diversas alternativas gratuitas para hacerlo, pero tienen algunas limitaciones, como por ejemplo, diseños preestablecidos, aunque generalmente cuentan con cientos de alternativas para lograr la personalización que necesites. También puedes optar por pagar para para diseñar y crear tu sitio web tal y como lo deseas, a la medida exacta de tus necesidades. Lo que puedes hacer es comenzar probando con un sitio gratuito, y si el negocio marcha bien, en unos meses evolucionar a uno pagado, con más y mejores atributos.

2. Da a conocer tus productos o servicios

Ya que tienes tu sitio web funcionando, te recomendamos que crees perfiles de redes sociales a nombre de tu negocio. Las más populares son Facebook, LinkedIn, Instagram y Twitter, aunque existen muchas otras redes sociales, enfocadas a diferentes públicos. Es importante que sepas identificar dónde se concentran las personas a las que quieres llegar.
En las redes sociales da a conocer tus productos o servicios, explica de qué se tratan y vincula en tus publicaciones la dirección de tu sitio web para quienes se interesen en comprar tus productos o contratar tus servicios, o simplemente compartirla con otra persona. Recuerda siempre mencionar cómo ubicar a tu empresa, la forma de contactarte, tu oferta y sus precios. En definitiva, debes compartir toda la información necesaria para que los usuarios puedan conocer tu oferta, interesarse por ella y adquirirla fácilmente. Este último punto es primordial. Debes buscar la manera de que la interacción de tus potenciales clientes con tu negocio sea lo más fácil posible.

3. Construye una plataforma de pagos

Es fundamental que tu plataforma digital cuente con una modalidad de pagos sencilla, segura y confiable. Solo para comenzar, una forma gratuita es compartir los datos de una cuenta bancaria para que tus compradores puedan realizarte transferencias. Para dar mayor seriedad, agrega los datos de contacto de tu empresa, o los tuyos, lo que ayudará a que los posibles clientes confíen en que están tratando con una persona o negocio real. Recuerda que este es un tema de mucha sensibilidad para todas las personas, por lo que debes preocuparte de resguardar la seguridad de tus clientes y la propia de tu emprendimiento. Si puedes, también puedes crear un “carro de compras” y asociarlo a pagos con tarjetas de débito o crédito, lo que facilitará aún más el proceso, y entregará confianza y seriedad a tus compradores. Para para realizar esto necesitarás asesoría o el servicio de alguna empresa, lo que tendrá costos que deberás considerar. Ten en cuenta que en la medida que tu plataforma sea robusta y dé confianza a los potenciales clientes, las interacciones que tengas con ellos(as) podrán convertirse con más frecuencia en compras.

4. Implementa un sistema de despacho o delivery

En el caso de que tu emprendimiento o empresa ofrezca productos que requieran de entrega, tienes algunas opciones: si cuentas con una ubicación física, puedes venderlos por internet y coordinar el retiro en la tienda. En el caso de que no cuentes con una ubicación, puedes ofrecer despachar los productos a la misma dirección de los clientes, o a las sucursales de las empresas que te ofrezcan el servicio de envío (las más conocidas son Starken, Chilexpress, Correos de Chile y Pullman Bus). El cobro por el despacho lo puedes incluir en el precio del producto, puedes cobrarlo aparte, o también puedes enviar el producto con la modalidad “paga el que retira” (lo importante es que estos costos estén bien explicitados, salvo en la primera opción, del envío incluido en el precio).

Por otro lado, si te dedicas al negocio gastronómico, puedes utilizar las plataformas de delivery como Rappi, PedidosYa o UberEats para la distribución de tus productos. En este caso debes revisar y comparar los términos y condiciones de cada empresa, especialmente en lo relativo al porcentaje de comisión que te cobrarán, para así decidirte por la más conveniente, o incluso asociarte con todas y así facilitar a los usuarios la posibilidad de contactarte. Debes poner especial atención a las condiciones sanitarias de tus productos, sobre todo en el contexto de la pandemia. Recuerda que si tu producto llega en malas condiciones o con mala presentación hará que tus clientes no te consideren como alternativa para futuras compras.

Relacionado con lo anterior, en el camino de la transformación digital de tu empresa es fundamental que puedas monitorear siempre la satisfacción de tus clientes, para saber si están conformes con tus productos y/o servicios y conocer su opinión respecto de su experiencia en todo el proceso de compra (sitio web, velocidad de respuesta, precios, seguridad, posventa, etc). Realiza encuestas online (hay muchas plataformas gratuitas para ello, tales como Survey Monkey, Mailchimp o Google Forms). De esta forma podrás implementar cambios que mejoren la experiencia de tu clientela, y también para conocer sus demandas y captar nuevos compradores.

En Sanodelucas esperamos que estas recomendaciones puedan ser de ayuda para ti y tu negocio. Si logras establecer un canal digital funcional y eficiente, podrás mejorar tus ventas y tu situación financiera.