logo
Mundo
/ AP / AP
Mundo 26/12/2020

Terrorismo puro: explosión de coche bomba dejó sin telecomunicaciones y con toque de queda a Nashville

Una casa rodante cargada de explosivos hizo volar un edificio completo y todavía se buscan víctimas.

Por : Publimetro/ Agencia AP

Grandes zonas de Tennessee seguían este sábado sin teléfono, internet y otros servicios de telecomunicaciones después que el viernes  explotara en el tranquilo centro de Nashville una casa rodante que las autoridades creen que fue usada como coche bomba.

Los sistemas de emergencia de la policía en Tennessee y Kentucky, así como la línea directa comunitaria para el covid-19 de Nashville, estaban fuera de servicio debido a que una oficina central de AT&T se vio afectada por la explosión. El edificio tenía una central telefónica, con equipos de red, pero la compañía se negó a decir exactamente cuántas personas se han visto afectadas.

AT&T dijo que tenía problemas para lograr una restauración rápida de los servicios porque hubo un incendio que “se reavivó durante la noche y provocó la evacuación del edificio”. Dijo que eso obligó a sus equipos a trabajar con ingenieros de seguridad y estructurales y a perforar orificios de acceso al edificio para reconectar la electricidad.

“Nuestros equipos continúan trabajando día y noche en los esfuerzos de recuperación luego de la explosión de ayer por la mañana en Nashville”, dijo la compañía en un comunicado el sábado. “Tenemos dos sitios móviles portátiles que operan en el centro de Nashville con numerosos sitios portátiles adicionales que se están implementando en el área de Nashville y en la región”, agregó.

El gobernador, Bill Lee, pidió el sábado a la Casa Blanca asistencia federal debido a la “gravedad y magnitud” del impacto de la explosión. Al menos 41 inmuebles resultaron dañados y los sistemas de comunicaciones, incluidos el servicio de telefonía celular y residencial y los centros de llamadas al teléfono de emergencias 911, fallaron en todo el estado, añadió. Precisó que Kentucky y el norte de Alabama también se vieron afectados.

Sin telecomunicaciones ni aeropuerto

Las interrupciones incluso obligaron a suspender brevemente los despegues de vuelos en el Aeropuerto Internacional de Nashville, pero el servicio operaba normalmente el sábado.

El jefe de la policía metropolitana, John Drake, varios de sus agentes acudieron el viernes a un lugar donde se habían reportado disparos cuando encontraron el vehículo reproduciendo una grabación en la que advertía que una bomba estallaría en 15 minutos. La policía evacuó los edificios contiguos y llamó a la unidad antiexplosivos. El vehículo estalló poco después, según Drake.

La policía cree que el estallido fue intencional, pero se desconoce el motivo o el blanco. Drake subrayó que las autoridades no habían recibido ninguna amenaza antes de la explosión.

“Esta mañana visité el lugar del atentado”, tuiteó el gobernador Bill Lee el sábado. “El daño es impactante y es un milagro que no haya muerto ningún habitante”.

El viernes, el jefe policial dijo que los investigadores en el lugar “han encontrado tejidos que creemos podrían ser restos, pero serán examinados y les haremos saber lo que resulte”. La policía se abstuvo de precisar si correspondían a alguien que hubiera estado en el interior del vehículo. El sábado no se puso a disposición nueva información sobre el tejido.

Tres personas trasladadas a hospitales se encontraban en condición estable el viernes por la noche.

El FBI asumió la dirección de las pesquisas, dijo el portavoz de esa agencia federal, Joel Siskovic. Investigadores del Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF por sus siglas en inglés) también acudieron al sitio. El FBI es la principal agencia de aplicación de la ley responsable de investigar delitos federales, como explosiones y actos terroristas.

El alcalde John Cooper decretó un toque de queda para la zona. Humo negro y llamas se veían el viernes por la mañana elevándose en el centro de Nashville, donde se ubica su zona turística llena de bares, restaurantes y tiendas. La explosión sacudió diversos inmuebles a varias calles de distancia y les rompió los vidrios.