Con la variada oferta académica que presenta el sistema de educación superior puede que no estés pensando en una carrera tradicional, como Derecho, Sicología, Medicina o Periodismo y quieras inclinarte por una profesión más innovadora o desconocida. Según la investigación encargada por Universia a Criteria en 2020, cada día más jóvenes se muestran interesados en carreras “alternativas” como Animación Digital, Aeronáutica o Gastronomía.

Nicolás Ávila, estudiante de la carrera Técnico en Gastronomía en Inacap, es uno de ellos, aunque según cuenta en su caso fue difícil decidirse porque estaba en tercer año de Sicología y temía la reacción de su entorno. “Sentí que mi vocación estaba en otro lado. Por eso me salí, me puse a trabajar y ahí conocí el mundo de la cocina y me gustó”.

A pesar de no ser una carrera clásica, Nicolás explica que es muy atractiva porque es corta, 100% práctica y llena de posibilidades. “La gastronomía es un mundo bastante rudo, pero que no se detiene nunca, incluso hoy en día en pandemia, sigue funcionando. Uno siempre puede inventar algo e incluso iniciar su propio negocio desde la casa”, explica.

En el caso de Katherine López, estudiante de cuarto año de la carrera de Ingeniería en Desarrollo de Videojuegos y Realidad Virtual de la Universidad de Talca, la decisión de no postular a una ingeniería tradicional ocurrió a último minuto. “Me tincaba mucho, mis dos papás son informáticos, entonces siempre estuve metida en ese mundo. Y me pareció que con esta carrera podía aportar y llegar a los niños y jóvenes”, comenta.

Como se trataba de la primera generación que entraba a este plan de estudios, tuvo que enfrentar la presión social y las dudas sobre si era un programa serio o si existía campo laboral. “Había muchos prejuicios, pero la carrera tiene un área común de ingeniería y lo novedoso es que además incluye programación y diseño. Lo que menos uno hace es jugar. Uno adquiere muchas herramientas desde programar, planificar y marketing”.

Wladimir Lobos, de la misma casa de estudios, se inclinó por Técnico en Turismo Enológico, una disciplina que le permitió aprender inglés y herramientas relacionadas con el patrimonio y la riqueza de los viñedos nacionales. Una de las actividades que llamó su atención fue la posibilidad de elaborar un vino. “En el primer año tuvimos que crear un vino desde la cosecha de la uva hasta el embotellado y la promoción”, destaca.

“Las generaciones anteriores hoy en día están fuera del país, otros trabajando en las viñas, algunos se desempeñan en administración hotelera en eventos. A mí me gustaría abordar las distintas fases del vino, olfativas, visuales y gustativas del vino”, afirma Wladimir.

Además de estas, existen otras carreras alternativas que podrían interesarte como:

En el sitio MiFuturo puedes encontrar más detalles como estadísticas y valores de cada una de las carreras. También puedes revisar el artículo Cinco consejos para descubrir tu vocación, para que decidas según tus intereses y vocación.

 

Puedes ver más información sobre el ingreso a la educación superior en el siguiente link: UNIVERSIA

Loading...
Revisa el siguiente artículo