En prisión preventiva estafador y suplantador que engañó a la "jueza", Franzani, MEO, ex ministro y diputado

El estafador compraba celulares a nombre de personas conocidas a las cuales luego amenazaba de distintas formas, según reveló el fiscal del caso.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Publimetro / Agencias

Con prisión preventiva quedó D.J.V.S., quien fue formalizado este sábado por amenazas y suplantacións de identidad de varias personas, entre las que figuran algunos políticos, familiares de autoridades y figuras criollas de la televisión.

El fiscal de Alta Complejidad Centro Norte Marcelo Carrasco detalló ante el Juzgado de Garantía de Colina que los hechos ilícitos partieron durante el mes de julio de 2019.

La persona identificada con las iniciales D.J.V.S. habría adquirido aparatos de celulares a nombre de terceros, los cuales utilizó para amedrentar y chantajear a otros.

"Ha realizado acciones de suplantación de identidad de distintas personas mediante comunicaciones que realiza con diversas empresas, con las que contrata o bien bloquea a su nombre servicios telefónicos", detalló el fiscal.

"De igual modo, ha efectuado reiterados llamados y enviado diversos mensajes a víctimas que en algunos casos son personas conocidas públicamente (…) con el fin de amenazarlos de manera seria y verosímil con atentar contra sus vidas, de sus familiares o incluso contra su libertad sexual", precisó el persecutor.

De acuerdo a lo señalado por Carrasco en la formalización, el 9 de julio de 2019 D.J.S.V. se comunicó con una compañía telefónica pidiendo, a nombre de la abogada y conductora Carmen Gloria Arroyo, bloquear su número de teléfono y el de sus hijas porque los equipos asociados habían sido robados.

Ex ministro y un diputado en la lista

A los pocos días la víctima recibió mensajes, supuestamente, de parte de un grupo de hackers, y ya en septiembre, el texto "Carmen Gloria te mataremos. Y juro que lo haré".

"Las conductas del imputado han generado un perjuicio evidente para estas víctimas", precisó el fiscal. En octubre de 2020, en tanto, los delitos afectaron al periodista Ignacio Franzani, y ese mismo mes escribió al ex candidato presidencial Marco Enriquez-Ominami. También le exigió el depósito de $40 millones a cambio de no divulgar sus datos personales.

Después, en noviembre, las amenazas afectaron a la esposa del director general de la Policía de Investigaciones, Héctor Espinosa. Le señaló que había contratado a un grupo de hackers para obtener información personal. Ya en diciembre las víctimas fueron el diputado Marcelo Díaz, a quien amenazó de muerte, bloqueó su número telefónico y pidió dinero; y el ex ministro del Interior, Andrés Chadwick, su esposa e hija.

Loading...
Revisa el siguiente artículo