logo
Mundo
/ AP / AP
Mundo 13/01/2021

Histórico: después de 70 años ejecutan a una mujer en Estados Unidos

Se trata de Lisa Montgomery, de 52 años, quien recibió una inyección letal en Kansas por estrangular a una embarazada y extraerle su bebé.

Por : AP

Una mujer de Kansas recibió una inyección letal el miércoles por estrangular a una mujer embarazada en Missouri y extirparle el bebé. Fue la primera vez en casi siete décadas en que el gobierno de Estados Unidos ejecuta a una reclusa.

Lisa Montgomery, de 52 años, fue declarada muerta a las 01:31 horas tras recibir una inyección letal en el complejo penitenciario federal de Terre Haute, Indiana. Fue la 11ma persona encarcelada que recibe la inyección desde julio, cuando el presidente Donald Trump, ferviente defensor de la pena capital, reanudó las ejecuciones federales tras 17 años.

El último “no”

Cuando se levantó la cortina de la sala de ejecuciones, Montgomery pareció momentáneamente desconcertada al ver a los periodistas que la observaban desde detrás de un grueso vidrio. Cuando comenzó el proceso de ejecución, una mujer que estaba de pie junto a ella, se inclinó, le sacó la mascarilla y le preguntó si quería decir unas últimas palabras. “No”, contestó Montgomery en voz baja. Movió los dedos nerviosa durante varios segundos, pero no mostró más signos de angustia y cerró rápidamente los ojos.

“Esta noche se ha puesto de manifiesto la cobarde sed de sangre de un gobierno fallido”, dijo la abogada de Montgomery, Kelley Henry, en un comunicado. “Todos los que participaron en la ejecución de Lisa Montgomery deberían sentir vergüenza”.

“El gobierno no se detuvo ante nada en su empeño por matar a esta mujer dañada y delirante”, apuntó Henry. “La ejecución de Lisa Montgomery estuvo lejos de la justicia”.

Se produjo tras horas de disputas legales antes de la Corte Suprema allanó el camino para que el proceso continuase. Montgomery era la primera de los tres reos federales que iban a ser ejecutados antes de la toma de posesión del presidente electo, Joe Biden, la próxima semana. Se espera que el demócrata suspenda las ejecuciones federales.

Suspensión

Un juez federal del Distrito de Columbia suspendió el martes las ejecuciones de Corey Johnson y Dustin Higgs, programadas para finales de semana. Johnson, condenado por matar a siete personas relacionadas con el tráfico de drogas en Virginia, y Higgs, sentenciado por ordenar el asesinato de tres mujeres en Maryland, dieron positivo al COVID-19 el mes pasado.

Montgomery mató Bobbie Jo Stinnett, de 23 años, en la localidad de Skidmore, en el noroeste de Missouri, en diciembre de 2004. Utilizó una cuerda para estrangular a Stinnett, que estaba en su octavo mes de embarazo, y le sacó el bebé con un cuchillo de cocina. Entonces se llevó a la niña e intentó hacerla pasar por suya.

Una corte de apelaciones había concedido a Montgomery la suspensión de la ejecución el martes, poco después de que otro tribunal de apelaciones levantase el fallo de un juez de Indiana que determinó que probablemente padecía una enfermedad mental y que no podía comprender que iba a ser ejecutada. Pero la Corte Suprema rechazó los recursos permitiendo la ejecución de la única reclusa en el corredor de la muerte federal.