logo
Coronavirus
/ Captura / Captura
Coronavirus 19/01/2021

Uruguay da el ejemplo: que asistentes a fiestas clandestinas laven ambulancias, corten pasto y pinten murallas

El presidente del Colegio Médico de Uruguay dijo que estas tareas deberían sumarse a “multas duras” por atentar contra la salud de la comunidad.

Las fiestas clandestinas en medio de la pandemia no son un problema que se limite a Chile, sino que afecta a la mayoría de los países latinoamericanos, donde la gente suele carecer de conciencia social.

En el caso de Uruguay, el Colegio Médico charrúa pretende endurecer las sanciones para los fiesteros. Más allá de solicitar “multas duras” para los que vulneran las normas sanitarias en medio de la pandemia, el presidente del gremio, Blauco Rodríguez, solicitó que los infractores cumplan trabajos comunitarios en centros de salud.

La lógica es simple: quien no respeta este tipo de normas en medio de la grave pandemia de Covid quiere decir que no posee respeto por su comunidad, de ahí la importancia que compenses su falta trabajando para la sociedad a la que atacaron.

Tareas para-asistenciales

“Claramente estas personas no irían a realizar tareas asistenciales directamente, pero las instituciones de salud para realizar sus tareas asistenciales necesitan de muchas actividades para-asistenciales. Todo lo que hace al mantenimiento, limpieza, conserjería”, afirmó Rodríguez al diario El País, de Uruguay.

El dirigente ejemplificó así: “Lavar ambulancias, cortar el pasto de las instituciones de salud, pintar y un sinfín de actividades más que los gestores y los directores de cada institución de salud pueden determinar”.

“Que sepan lo que se siente estar 12 horas, 24 horas en esos lugares con todas esas ‘armaduras’, como las llamo yo”, sentenció Rodriguez.