logo
Nacional
Lago Colico / Lago Colico /
Nacional 21/01/2021

Lago Colico: familia se querella e insiste que el acceso público a la playa está a 150 metros de su propiedad

La familia Ortúzar-Phillips emitió un comunicado donde asegura que “en el año 2016, como propietarios, acordamos con el Intendente Francisco Huenchumilla el trazado para un acceso de uso público y expedito a la playa”.

Continúa la polémica por el acceso bloqueado, y que está siendo reclamado como público por los habitantes de la Villa Nueva Esperanza de la comuna de Cinco, a orillas del Lago Colico en la Región de la Araucanía.

Tras los serios incidentes, donde los vecinos echaron abajo una reja que había instalado la familia Ortúza-Phillipps, los dueños de la propiedad interpusieron una querella criminal contra el alcalde de la localidad, Alfonso Coke y aseguraron que no están obligados a permitir el acceso en el lugar que está bloqueado.

Mediante un comunicado, la familia apuntada señaló que “sí existe un acceso público a la playa ubicado a 150 metros de distancia del punto que han insistido estos vecinos en abrir ilegalmente”.

Y aseguran que “en el año 2016, como propietarios, acordamos con el Intendente Francisco Huenchumilla el trazado para un acceso de uso público y expedito a la Playa ubicada en la ribera poniente del Lago Colico, tal como lo estipula la Ley, y para ello se firmó un acta de acuerdo”.

“Lamentablemente, meses después el intendente Andrés Jouannet desconoció ese acuerdo, y arbitrariamente fijó un acceso diferente, de 11 metros, por la mitad de nuestra casa, lo cual obviamente nos obligó a llevar esta situación a los tribunales, donde no en una, sino en todas las instancias, se nos dio la razón, lo que quedó plasmado en todos los fallos y resoluciones administrativas, por lo tanto, el acceso de uso público a este bien nacional es a 150 meses de distancia de nuestra casa y no por nuestra casa”, aseguró.

La familia Ortúzar-Phillips aseguró que los vecinos “descerrajando portones y rompiendo cercos, agrediendo y amenazándonos de muerte y de incendiar la propiedad”.

Por lo mismo “informamos que a la querella criminal que presentamos en contra del alcalde, y los concejales, sumamos una denuncia en los tribunales civiles, que ordenaron al municipio detener la construcción ilegal del camino que habían comenzado a construir por nuestra casa”.