logo
Nacional
/ Agencia Aton / Agencia Aton
Nacional 21/01/2021

Vacunación masiva contra el covid: estas son las recomendaciones de los expertos

Los elementos claves para lo que viene desde febrero son buena comunicación, trazabilidad en los centros de trabajo y contar con más opciones de recintos acordes.

No es menor la labor que viene para los responsables de la vacunación masiva contra el coronavirus.

Desde el Gobierno se han impuesto el objetivo de aplicar la doble dosis a cinco millones de personas en el primer trimestre de este año y a un total de quince millones hasta junio. Y dado que según se informó antes de fin de mes llegarán casi dos millones de dosis de Sinovac, la inmunización a gran escala comenzará en febrero.

Por eso el infectólogo Ignacio Silva, académico de la dirección de posgrados de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Santiago entregó sus recomendaciones para gestionar de buena forma una tarea que asoma titánica.

“Lo bueno de la vacuna de Sinovac es que no requiere de un almacenamient a -70º como la PfizerBioNTech, sino que de 2º a 8º, lo que da cualquier refrigerador. Pero debido a que esta inmunización involucra a más gente que, por ejemplo, la de la influenza, la logística debe ser muy bien estudiada para implementarla bien. Y hay que capacitar de la mejor forma posible a quienes la administrarán”.

El especialista agregó que “a lo mejor es posible implementar recintos de gran tamaño, como estadios y gimnasios, pero siempre que cuenten con  medidas básicas sanitarias y apoyo de ambulancias, por si hay una emergencia. Habitualmente, los consultorios, centros de atención y hospitales dan abasto con la vacuna de la influenza, pero ahora se podría acudir a la ayuda de las municipalidades con otros lugares, pensando en la época fría. Creo que si todo el proceso es realizado con orden y entrenando bien a las personas, no habría problemas”.

Ernesto Goycoolea, gerente general y cofundador de Drivin (empresa de planificación de rutas y seguimiento de rutas), señaló que “es vital la trazabilidad de cada centro de vacunación que se debe abastecer. Ello implica una buena recepción de las dosis para que no se pierdan, y además que cada centro sepa cuántas vacunas tiene para avisar cuando se vayan acabando. A nivel mayor, hay que calcular los porcentajes diarios de vacunación en todo el país para pronosticar posibles quiebres de stock”.

Y Luis Salamanca, profesor de Ingeniería en Seguridad y Prevención de Riesgos de la Universidad Andrés Bello, puso la atención “en  una buena campaña comunicacional para guiar a la gente y así evitar que todos vayan inmediato a vacunarse, pese a que se ha informado de grupos prioritarios. No hay que descartar atochamientos en los consultorios como los de 2020 con la influenza. Tampoco es cosa de vacunar en cualquier lugar, pues  hay que considerar posibles emergencias”.