logo
Noticias
 /
Noticias 29/01/2021

Bares y antros de la CDMX, entre polémicas, clandestinos y solitud de reapertura

Con el regreso del semáforo rojo se vieron obligados a bajar las cortinas, al no considerarse como actividades esenciales, aunque algunos siguen abriendo.

El coronavirus ha afectados de manera colateral algunos negocios y comercios, que han tenido que reducir su capacidad o cerrar sus puertas de manera temporal, para tratar de evitar que se propague más la pandemia.

Tal es el caso de los bares y antros de la Ciudad de México, que con el regreso del semáforo rojo se vieron obligados a bajar las cortinas, al no considerarse como actividades esenciales.

Si bien esta medida de las autoridades capitalinas se realiza con la intención de contener o reducir los contagios o muertes causados por el SARS-CoV-2, se ha dañado a esta industria, sus dueños, trabajadores y familias.

Piden abrir en semáforo naranja

De acuerdo a Helking Aguilar, presidente de la Asociación Mexicana de Bares, Discotecas y Centros Nocturnos, se han perdido más de 300 mil empleos en este sector, además de que cuatro mil negocios no han operado desde hace 10 meses.

Por esta razón, empresarios y empleados de estos negocios realizaron una manifestación en el Monumento a la Revolución para pedir al gobierno de la CDMX la reapertura parcial de sus establecimientos, cuando el semáforo llegue a color naranja.

“Les solicitamos una paulatina reapertura; no hoy, no mañana, no la próxima semana, pero sí cuando las condiciones del semáforo rojo se quiten y podamos estar en semáforo naranja”, dijo Aguilar.

De hecho, el empresario aceptó que, por la nueva normalidad derivada del coronavirus, los negocios que encabeza tienen que evolucionar, por lo que están dispuestos a abrir con aforos más reducidos y menos tiempo.

“Tenemos que pensar que vamos a vivir una evolución, una nueva realidad, estamos dispuestos a adaptarnos a esa nueva realidad, abriendo con horarios más limitados e ir avanzando”, indicó.

Algunos antros abren de forma clandestina

Sin embargo, en estos tiempos de crisis sanitaria se han ventilado en las redes sociales algunos bares y antros que continúan abriendo de forma clandestina, en distintas ubicaciones, como en el Centro Histórico, Roma y Condesa.

Con puertas cerradas, un miembro del staff sale a recoger a los clientes, para después volver a bajar las cortinas.

Estos hechos han sido criticados en las redes sociales, pues los internautas consideran que son acciones imprudentes que hacen que los contagios y fallecimientos no disminuyan.