logo
Mundo
/ AP / AP
Mundo 30/01/2021

El “bisonte” del asalto al Capitolio se dio una vuelta de carnero: ahora testificará contra Trump en el impeachment

El polémico personaje asegura que fue “horriblemente embelesado” por el expresidente de Estados Unidos al que siempre admiró.

Por : Publimetro EuropaPress

El abogado de Jacob Chansley, conocido por participar en el asalto al Capitolio del 6 de enero con la cara pintada con la bandera estadounidense y ataviado con un gorro de pelo y cuernos de bisonte, reveló  que éste quiere testificar contra el expresidente Donald Trump en el juicio político o ‘impeachment’ abierto contra él en el Congreso.

Chansley, conocido como el ‘chamán de QAnon’ e identificado también como ‘Jake Angeli’, fue “horriblemente embelesado” por Trump, pero ahora se siente abandonado por el exmandatario por no haberles amnistiado antes del fin de su mandato, el pasado 20 de enero. “Se siente traicionado por el presidente”, ha explicado el abogado de Chansley, Albert Watkins, en declaraciones recogidas por la cadena CBS.

Watkins ha indicado que todavía no ha hablado con ningún senador sobre la oferta de comparecencia de su representado. El juicio político comienza en la semana del 8 de febrero y busca principalmente inhabilitar a Trump de cara a una posible candidatura presidencial en 2024.

Los asaltantes del Capitolio

Chansley y otros cuatro asaltantes del Capitolio que han sido imputados por delitos federales podrían declarar que recibieron órdenes del ahora expresidente, lo que le incriminaría en el ataque.

En concreto, Chansley está acusado de obstrucción a una autoridad pública, alteración del orden público, alteración del orden público en un edificio de acceso restringido, manifestación en el edificio del Capitolio y otros cargos. Chansley está detenido a la espera de juicio.

Chansley es según la Fiscalía un “líder autoproclamado” del movimiento conspiratorio de ultraderecha QAnon y se ha convertido en el icono del asalto al Capitolio inspirado por Trump, aunque el propio mandatario dio marcha atrás a su respaldo tras la irrupción.