logo
Nacional
Referencial / Agencia AtonReferencial / Agencia Aton
Nacional 04/02/2021

Mató a un chofer de aplicación en Antofagasta y fue condenado a 15 años de cárcel

Miguel Ángel Solari Martínez recibió la pena por el delito de robo con homicidio.

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Antofagasta condenó ayer a Miguel Ángel Solari Martínez a la pena efectiva de 15 años de presidio, al quedar establecido su rol como autor del delito robo con homicidio, perpetrado contra un chofer de una aplicación digital en enero de 2020.

Asimismo, el tribunal condenó al adolescente de iniciales C.H.O.M., quien acompañó al homicida y colaboró en el ilícito, a una sanción de 3 años de libertad asistida especial, como autor del delito de robo con violencia.

Durante el juicio oral, los magistrados dieron por acreditada la participación de Solari y C.H.O.M en el hecho, pormenorizando que alrededor de las 23:30 horas del día 17 de enero del año pasado, ambos abordaron un vehículo marca Kia y modelo Río 5, conducido por el chofer de la aplicación InDriver Carlos Páez Araya, quien había sido contratado por los delincuentes, con la intención de robar el auto.

Estrangulamiento

La resolución agrega que “en un momento determinado comenzaron a agredir a la víctima con golpes en la cabeza, para luego el acusado Solari Martínez, con su brazo, tomarla del cuello hasta estrangularla y, acto seguido, dirigirse en el vehículo junto a la víctima sin vida hasta el kilómetro 12 de la Ruta 26, donde escondieron el cuerpo, en un sitio eriazo, específicamente detrás de una estructura de concreto, cubriéndolo con basura y escombros”.

Tras consumado el ilícito, ambos imputados se dirigieron en el vehículo robado a casa de Solari, quien se había contactado telefónicamente con el Yetro Alexander Castañeda Quiroz, quien al haber escondido el vehículo, también fue condenado en la causa a una pena de 5 años y un día de presidio, en calidad de encubridor de los delitos de robo con homicidio y robo con violencia.

Según el fallo, los tres acusados se reunieron y dieron una vuelta en el automóvil, ocasión que aprovechó Solari Martínez para relatarle a Castañeda Quiroz lo que él y C.H.O.M. habían hecho. Con posterioridad, esa misma madrugada, los acusados utilizaron el automóvil para ir a comprar droga.

“Por su parte, Castañeda Quiroz se hizo cargo del vehículo, asimismo, le extrajo las placas patentes, se deshizo de la billetera y de otras especies de la víctima que se encontraban al interior del mismo, lo trasladó a lavar y a aspirar y, finalmente, lo estacionó en las cercanías de su domicilio, en el pasaje Orovilla de esta ciudad”, puntualizó la resolución.