logo
Nacional
/ GENTILEZA / GENTILEZA
Nacional 08/02/2021

Comunicación es clave para contener la “fatiga de la pandemia” en el trabajo

Para evitar que el relajo de las medidas sanitarias, las empresas envían mensajes de autocuidado por “pop up” y a través de redes sociales corporativas.

Ventanas emergentes (pop up) que aparecen en el computador con mensajes para prevenir el contagio de coronavirus o charlas diarias en industrias con trabajos presenciales son algunas vías que están implementando las empresas para comunicar a sus trabajadores las medidas para reducir el riesgo de contraer covid-19 y evitar la “fatiga pandémica”, es decir, el relajo en el autocuidado en el puesto de trabajo.

Este concepto fue definido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “la desmotivación para seguir las conductas de protección recomendadas que aparece de forma gradual en el tiempo y que está afectada por diversas emociones, experiencias y percepciones”.

“Lo advertimos en las industrias de trabajo presencial. Al principio de la pandemia, la mayoría estaba muy preocupada de usar mascarilla, mantener el aforo y la distancia en espacios de trabajo. Con el correr de los meses, algunas personas comienzan a acortar la distancia física y usan la mascarilla de modo incorrecto”, advierte Carlos Henríquez, gerente comercial de la empresa de recursos humanos SOS Group.

MENSAJES CONSTANTES

De acuerdo al ejecutivo, para contrarrestar el relajo en las medidas de autocuidado es clave desarrollar la comunicación interna en las empresas, es decir, hacia colaboradores y equipos de trabajo con mensajes de autocuidado que eviten la propagación del contagio en el ambiente laboral.

Estos mensajes deben ser constantes, reiterativos, breves, motivadores, prácticos y actualizados, dando consejos para protegerse del contagio dentro de la empresa y al terminar la jornada de trabajo.

“En muchos casos, vemos que las personas están con mascarillas dentro de la oficina, industria o faena de construcción, pero al terminar el horario laboral se reúnen para conversar sin mascarillas. Por esto la comunicación debe entregar mensajes que enfaticen el autocuidado en el transporte hacia el trabajo, durante la jornada laboral y cuando ésta concluye”, explica.

Asimismo, el ejecutivo aconseja entregar mensajes de autocuidado todos los días, de manera constante.

Pueden ser enviados por canales tradicionales, como Newsletter o comunicados a correos electrónicos.

En pandemia, adquieren relieve otras vías de comunicación, como video llamadas, grupos cerrados de colaboradores de la empresa en redes sociales como Yammer y Facebook, grupos de Telegram o WhatsApp, murales digitales, avisos de autocuidado colocados en casilleros de vestuario, pop up automáticos con mensajes de autocuidado que aparecen al encender el computador y charlas de prevencionistas de riesgos al inicio de la jornada laboral donde se recuerdan los protocolos y anuncian nuevas medidas preventivas.

En los puestos de trabajo puede haber un líder de equipo que recuerde a los colaboradores que se coloquen correctamente la mascarilla, renueven su mascarilla cuando corresponde, desinfecten sus pies al ingresar al trabajo, usen alcohol gel, lavado de manos, mantengan distancia física y almuercen por turnos para evitar aglomeraciones.

“La comunicación interna es fundamental para evitar el relajamiento de las medidas de protección. También hay que potenciar la participación y, asimismo, reconocer las emociones de las personas para ver la eficacia de la medidas y ajustarlas en caso necesario”, finaliza Henríquez.