logo
Nacional
/ Agencia Aton / Agencia Aton
Nacional 11/02/2021

Análisis a la primera semana de la vacunación contra el coronavirus

Más de un millón de personas inmunizadas tiene satisfecho al Gobierno, pero el proceso debe unirse a las medidas de autocuidado y además depende de muchos factores.

Ayer se cumplió una semana desde que comenzó la vacunación masiva contra el coronavirus en el país, que en gran parte se desarrolla con las cuatro millones de dosis de la inmunización de la farmacéutica china Sinovac llegadas desde Beijing a fines de enero al aeropuerto de Santiago.

Y según un detalle entregado por el Ministerio de Salud, hasta las 11am de este miercoles 10 de febrero el total de vacunados era de 1.128.359 personas.

Algo que tiene orgullloso al Gobierno, y que incluso ha ubicado a Chile en algunas listas que ordenan a los países que más inyecciones contra el covid-19 han aplicado en el orbe.

La meta a corto plazo del poder central es vacunar a cinco millones de personas al 31 de marzo, lo que implica un plazo de 57 días para lograrlo.

Y como son dos las dosis que cada individuo debe recibir, ello implica diez millones de prestaciones durante el primer trimestre… aunque en realidad esa tarea debe ser cumplida en casi dos meses.

El director ejecutivo del Instituto de Políticas Públicas en Salud de la Universidad San Sebastián, Arturo Zúñiga, es uno de los que confía en que será alcanzado tan ambicioso objetivo.

“No hay que olvidar que nosotros tenemos una capacidad muy grande en la red pública de salud, con vasos capilares que llegan a todo el país. Hay 200 hospitales y más de mil establecimientos de atención primaria. Y el mejor ejemplo de que se puede llegar a vacunar a un número importante de individuos en poco tiempo fue lo de marzo de 2020, cuando con la campaña de influenza se logró inmunizar en apenas diez días a 3.800.000  personas, una cantidad muy similar al número de vacunas contra el covid-19 que llegaron el mes pasado”, dijo el exsubsecretario de Redes Asistenciales.

Por su parte, el analista de datos Rafael González, profesor del Centro de Nanotecnología Aplicada de la Universidad Mayor, sostuvo que “se puede alcanzar lo que desea el Gobierno, que está apostando a la masividad de la vacunación. Pero creo que sería mejor bajar las expectativas, y a lo mejor haber fijado un objetivo de tres millones, pues no siempre el que va rápido es el que lo está haciendo mejor. Además, este proceso depende de muchos factores: de contar con recursos económicos, del clima, de que el stock de dosis no baje, de que la gente siga yendo a recibir la inyección y de los espacios para inmunizar. Y aunque es muy positivo estar ya vacunando, lo que apura más ahora es cortar el contagio para que las UCIs no colapsen, y eso no se está haciendo pues sigue muy alta la movilidad. Siempre es bueno ponerse metas, pero realistas, pensando además en bajar la cantidad de enfermos junto a la cantidad de vacunados”.