logo
Mundo
/ AP / AP
Mundo 13/02/2021

Universidad de Oxford probará en niños vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca

Ensayo será con 300 voluntarios de entre 6 y 17 años, de los cuales hasta 240 recibirán la inmunización y los demás una de control contra la meningitis. Esta vacuna fue autorizada para su uso en Chile y llegarán cuatro millones de dosis.

Por : AP

La Universidad de Oxford tiene previsto probar su vacuna contra el coronavirus por primera vez en niños, convirtiéndose en el último fabricante que evalúa si su producto es efectivo entre los más pequeños.

El ensayo fue anunciado este sábado 13 de febrero y busca reclutar a 300 voluntarios de entre 6 y 17 años, de los cuales hasta 240 recibirán la vacuna para el covid-19 y los demás una de control contra la meningitis.

Andrew Pollard, investigador jefe del ensayo de Oxford, señaló que “aunque la mayoría de los niños que contraen la enfermedad no desarrollan cuadros graves, es importante establecer la seguridad y la respuesta inmune de la vacuna en niños y jóvenes, ya que algunos pueden beneficiarse de la vacunación”.

Reguladores de más de 50 países han autorizado el uso generalizado de la vacuna de Oxford, que está producida y distribuida por la farmacéutica AstraZeneca, en mayores de 18 años.

Cabe recordar que el Instituto de Salud Pública de Chile, ISP, autorizó el uso de emergencia de esta vacuna el pasado miércoles 27 de enero. Hay un convenio para que a nuestro país lleguen cuatro millones de esas dosis, con un costo de 16 millones de dólares.

Otras farmacéuticas están probando ya sus vacunas en niños. Pfizer y BioNTech, cuyo producto ha sido autorizado para mayores de 16, comenzó los ensayos con niños de 12 años en octubre de 2020. Moderna, por su parte, empezó las pruebas con jóvenes de la misma edad en diciembre pasado.

Según Pollard, las pruebas de Oxford deberían ayudar a los legisladores a decidir si en algún momento en el futuro quieren ampliar los programas de vacunación masiva a los menores para garantizar que las escuelas son zonas libres del virus y combatir su propagación entre el resto de la población.

“Para la mayoría de los niños, el coronavirus no es realmente un gran problema. Pero es posible que en el futuro se considere un uso más amplio para tratar de frenar el avance de la pandemia, por lo que solo estamos tratando de establecer los datos que respaldarían esa vía si los legisladores quisieran avanzar en esa dirección”.