logo
Mundo
/ . / .
Mundo 25/02/2021

Moais en Inglaterra: museos europeos devolverán patrimonio saqueado durante el colonialismo

Inglaterra, Francia y Holanda están de acuerdo de devolver el patrimonio a sus países de origen, pero Alemania elude el debate.

Varios museos europeos analizan la posibilidad de devolver obras que forman parte de sus colecciones que fueron obtenidas mediante el saqueo y el colonialismo. El caso más notable es el del Museo Británico, que ha empezado una tarea de curaduría para revisar la colección y los casos del material que es reclamado por otros países.

Los reclamos comprenden a personajes como Hans Sloane, el hombre cuya inmensa colección de 71 mil objetos fue la base del fondo del Museo. Sloane, cuya donación permitió existencia de la institución, viajó por el Caribe y estuvo vinculado a prácticas esclavistas. Las demandas alcanzan también al explorador James Cook, el principal navegante del Océano Pacífico en el siglo XVIII. 

Isabel MacDonald se encargará de revisar el material acumulado en el Museo Británico desde su inauguración en 1759. Hay ocho millones piezas, y la mayoría no está a la vista de los visitantes, sino en las galerías subterráneas, de un museo que está cerrado por la pandemia de coronavirus.

El acervo del Museo es inmenso. Los Mármoles del Partenón son reclamados por Grecia. La Piedra de Rosetta también forma parte de un litigio con Egipto, que reclama la estela en la que se talló un decreto 200 años antes de Cristo. 

A dichos objetos se suma el material obtenido en incursiones militares en África y las piezas saqueadas en China, Oceanía y los moais de Isla de Pascua o Rapa Nui.

La historia en contexto

“El principal objetivo es analizar la historia y ponerla en contexto”, afirmó MacDonald, para quien “el British es en realidad una colección de colecciones, ya que pocos objetos los ha comprado directamente, la mayoría son donaciones”.

Al caso británico se suma Francia. El Senado galo devolvió 27 piezas a Senagal y Benín a fines de 2020, en el marco de un programa de restituir de ese acervo  “temporal o permanente” a sus países de origen. 

Etiopía, mientras tanto, pide a Francia que devuelva más de 3 mil objetos, y Chad reclama otros 10 mil. Solamente en el museo del Quai Branly-Jacques Chirac hay 70 mil objetos llevados de África.

Holanda anunció una política similar, indica la publicación de Página 12 de Argentina. En su caso, se trata de 450 mil piezas. Una de las más importantes es un diamante de 70 quilates que perteneció al sultán de Banjarmasin, una calabaza de plata de Curazao y un banjo del siglo XVIII, que perteneció a un esclavo de Surinam