logo
Nacional
/ Agencia Uno / Agencia Uno
Nacional 27/02/2021

Abuela de Tomás a muerte con su hermano: apunta a teoría del atropello o venganza de terceros

Elisa Martínez, abuela de Tomás, asevera que confía en la inocencia de su hermano y pide que se muestren pruebas de su responsabilidad.

Elisa Martínez sigue confiando ciegamente en su hermano, Jorge Eduardo Escobar Escobar, quien la tarde de ayer viernes fue detenido por el homicidio de Tomás Bravo, el pequeño de tres años que estuvo desaparecido 9 días en Lebu y cuyo caso mantuvo paralizada a la ciudadanía.

Como compartió esta jornada en conversación con Chilevisión, para ella y toda su familia, el tío abuelo del menor es inocente, hasta que la justicia diga otra cosa. Según sostuvo, espera tener pruebas concretas de su implicancia en el asesinato del menor.

“No tengo palabras para describir lo que ha sucedido. Espero primero que nada justicia para Tomasito, que ya se encontró, no en las circunstancias que queríamos, pero al menos podemos tener igual una suerte de tranquilidad. Ahora queremos que se haga justicia. Mi hermano, hasta que no se compruebe que es culpable, sigue siendo inocente”, manifestó.

Es que como dijo, ella siempre vivió con él y duda de que fuese capaz de matar al menor. “Me ha ayudado a criar a mis hijas, claro que confió en él. Ahora, está detenido porque es el último que estuvo con Tomasito, pero mientras no estén las pruebas concretas, él es inocente”, indicó, subrayando que espera que todo el caso se aclare pronto, “pero con pruebas”.

“Yo no tengo idea de lo que hace la Fiscalía no he tenido acceso a nada, no se nada de eso. Yo estaba pendiente de mi hija, porque (cuando detuvieron a Escobar) recién nos habíamos enterado. No me di cuenta de PDI de nada, ni hablé con mi hermano”, contó, dando cuenta de que el hombre siempre dijo que es inocente y que todos confían en él, incluida la madre del niño, Estefanía Gutiérrez.

Su teoría sobre el asesinato de Tomás

A juicio de Elisa, acá “deben haber terceras personas implicadas, quizás más de una”, pero manifestó que sigue sin entender cómo alguien podría ser capaz de un crimen así, porque “es una guagua. No tengo explicación tiene que ser alguien enfermo”.

Según dijo, no descarta que a Tomás lo hayan atropellado o que alguien que les tenía “mala” se lo llevara para vengarse. Declinó entregar algún dato de las personas de las que sospecha, pues confesó tener mucho miedo.

“Yo tengo mucho miedo porque de sólo pensar que alguien lo hizo por venganza (…) uno no le cae bien a todas las personas. Yo tengo mucho miedo de la persona que hizo esto, no quiero entrar en nombrar personas”, concluyó.