logo
Noticias
Noticias 07/03/2021

El drama de excrack del fútbol: “Quitarme la vida se me pasa por la mente”

El exfutbolista Luis Núñez se encuentra detenido en la cárcel por homicidio y en una entrevista revela su duro presente mientras espera el dictamen de la Justicia.

El exfutbolista de Universidad Católica y otros equipos, Luis Núñez, reveló desde la cárcel de Alta Seguridad que cumplió una extensa huelga de hambre que no tuvo éxito y que, en momentos de desesperación, ha pensado incluso en el suicidio.

“Estuve en huelga de hambre 95 díasy bajé 26 kilos de peso. Estuve 95 días sin comer, presionando a que se cerrara la carpeta. Estuve 85 días sin comer y 10 días sin comer ni tomar agua. Paré la huelga por motivos familiares (…) Estando en huelga nunca tuve una respuesta del tribunal, nunca nada”, explicó en extrevista con La Tercera.

Núñez fue formalizado por dos homicidios frustrados, lesiones y un homicidio consumado en octubre de 2018.

“Yo creo que quitarme la vida se me pasa todos los días por la mente. Estuve con tratamiento para la depresión. Me fumo una cajetilla diaria, cosa que nunca hacía porque yo antes no fumaba. Estar 21 horas encerrado, con 100 vinchucas, que son las baratas, caminando por la pared, por tu cuerpo, no es grato para una persona que es inocente. Yo me equivoqué, lo tengo claro, me equivoqué mil veces y eso me costó perder mi carrera. Pero ahora no puedo perder mi vida por algo que no hice”, agregó.

Muerte en La Legua

Núñez alega que estuvo presente en el incidente en La Legua, pero no disparó porque no portaba ningún arma: “Sí, sí estaba. Eso no lo puedo negar. Yo sí estaba ese día. En los hechos sí estaba, pero de ahí a matar a una persona…para eso se necesita una pistola y yo en ese momento no la tenía y nunca la tuve en el momento de los hechos. Es imposible que yo haya disparado o haya matado a alguien“, dijo.

El excrak del fútbol chileno también aclaró que nunca huyó a Bolivia. “Me fui a Bolivia a hacer una vida nueva, no a esconderme. En la prensa se hablaron muchas cosas: que yo andaba escondido en Bolivia, que andaba con otro nombre. Primero que nada me llevé a mi familia. Lo primero que hice fue colocarlas legal. Le saqué el carnet boliviano a mi hija, a mi señora también, para ponerla en el colegio. Presenté mis papeles, con mi nombre, para que mi hija estudiara como debe ser”, afirmó Luis Núñez.